X
SUCESOS >

El Hospital del Carnaval bate su récord con 185 atendidos el lunes

   

TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife

Si el parte de las incidencias del Carnaval chicharrero habían arrancado este año con un descenso en el primer día fuerte, el del pasado sábado, la gran prueba del lunes (jornada de mayor afluencia a los bailes nocturnos) se saldó con un inesperado récord de asistidos en el Hospital de campaña dispuesto en la zona de fiestas. Un total de 185 personas requirieron atención sanitaria, cifra sólo comparable en los últimos 9 años a los 180 de 2009, aunque siempre dentro de una horquilla estadística que se mantiene estable a pesar del tiempo transcurrido.

Para el correcto análisis de estas cifras hay que tener en cuenta dos circunstancias: por un lado, en estos nueve años sólo se han registrado dos fallecimientos en los Carnavales capitalinos y ninguna de las dos de origen violento, cifra muy apreciable al considerar que hablamos de aglomeraciones multitudinarias que, en otras latitudes, lamentablemente arrojan números mucho peores.

Eso sí, las notas del Ayuntamiento registran un descenso de asistencia al lunes del Carnaval, al punto que hace apenas unos años (2009) se hablaba de cerca de 200.000 personas, en 2014 se cifró en unos 150.000 y este año el comunicado municipal rebaja la estimación de asistentes a tan solo 120.000 en la noche del lunes de carnaval.

Ya en el detalle de las cifras de este año y respecto a las dolencias tratadas en el grupo de adultos 57 tuvieron que ser asistidos como consecuencia de intoxicaciones etílicas; 11 por los efectos derivados del consumo de sustancias estupefacientes; nueve personas sufrieron alguna patología por enfermedad común; 17 al producirse heridas causadas por traumatismos; otros cinco por caídas; también hubo 34 asistidos por lesiones derivadas de agresiones; y 24 personas tratadas dentro de la categoría de otro tipo de causas ajenas a las circunstancias del Carnaval.

daSumando los datos de adultos y menores atendidos en el Hospital del Carnaval fue necesario derivar a 20 pacientes a distintos centros hospitalarios.

En materia la Policía Local detuvo a cinco hombres durante la madrugada; dos de estos arrestos se originaron debido a casos de violencia de género e incluso uno de ellos suma el incumplimiento de una orden de alejamiento. Otra detención se realizó tras constatarse una agresión y atentado a agente de la autoridad; también fue necesario arrestar a otro varón por un delito de daños y amenazas. Ya al amanecer, la Unipol sorprendió a un delincuente tratando de arrebatar, por la fuerza, un teléfono móvil de alta gama a otro varón en la calle Pérez Galdós.

Por último, en el apartado de atención a los menores de edad durante la pasada madrugada se contabilizó a un total de 28 jóvenes que precisaron asistencia en el Hospital del Carnaval. Los afectados tenían edades comprendidas entre los 15 y los 17 años. Por sintomatología, 17 menores sufrieron intoxicación etílica; dos por intoxicación de otras drogas; tres por otras sintomatologías; cuatro por sufrir traumatismos y en la estadística final se contabilizaron dos asistidos por haber sufrido algún tipo de agresión.

La pérdida o robo de móviles y su recuperación

T. F. | Santa Cruz de Tenerife

“La verdad es que no sé si perdí o me robaron el móvil”. Así se explicaba ante la Policía Local capitalina un hombre entrado en años que mostraba su pesar ante la ausencia de su teléfono móvil de última generación. Como signo de los tiempos, las denuncias por pérdidas o robos de este tipo de aparatos se ha convertido en una constante de nuestro Carnaval. Al respecto, cabe recordar que la propia Policía Nacional recomienda en su cuenta de Twitter el uso de aplicaciones gratuitas que facilitan su localización, tales como Cerberus, Lostandroid, Find my Iphone…


B-AkhAKIQAAJHdT.jpg large.jpg%20large

Disfrazan a un caniche de jugador del Barcelona y lo pierden. Fue la nota curiosa de la jornada carnavalera: efectivos de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife localizaron al caniche cuya imagen acompaña estas líneas y que sigue en custodia a la espera de localizar a sus propietarios. El pequeño animal está perfectamente preparado para la fiesta, al punto de que va vestido con una camiseta del Fútbol Club Barcelona con el número 10 a la espalda, el que luce el astro argentino Leo Messi. A buen seguro que el perspicaz lector ya habrá adivinado el nombre con el que los policías bautizaron al perro a la espera de conocer su auténtica identidad. Apareció en la zona de la calle Serrano, y se desconoce si cuenta con el preceptivo chip identificativo. / @policialocalsc