X
SOCIEDAD >

Industria cierra 26 galerías y pozos de agua en la provincia tinerfeña

   

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

La Dirección General de Industria y Energía del Gobierno de Canarias cerró el pasado año un total de 26 galerías y pozos en las islas de Tenerife, La Palma y La Gomera por ser un riesgo para las personas, continuando así con el Plan de Seguridad Minera, que se realiza en coordinación con los consejos insulares de aguas.

La directora general de Industria, María Antonia Moreno, ha explicado que se han cerrado 12 galerías y pozos en Tenerife, 2 galerías en La Gomera y 12 galerías y pozos en La Palma. Además, añadió que no son clausuras definitivas (salvo en una galería en La Gomera), sino obras de emergencia en instalaciones cuyos responsables no han tomado de forma suficiente las medidas mínimas de seguridad necesarias o bien han hecho caso omiso de los requerimientos de cierre.

La directora se refiere también a las difíciles condiciones en las que los técnicos de su departamento y las personas encargadas de acometer las obras deben realizar este trabajo, ya que el acceso a muchas de las instalaciones sólo es posible a pie, teniendo que transportar por este medio los materiales necesarios para la ejecución de las obras que, en algunos casos, se encuentran a mucha altitud. ”Es necesario insistir en que tanto las comunidades de aguas como los propietarios de los terrenos donde se encuentran las instalaciones, según el caso, son los responsables de mantener las mismas cerradas, correctamente señalizadas y controladas”, asegura Moreno.

Agregó, además, que es muy importante concienciar a los propietarios de terrenos en los que exista una galería o pozo sin cerrar y de titular desconocido sobre el hecho de que, en caso de no mantenerlos en correctas condiciones de seguridad, pueden no sólo incurrir en una infracción administrativa, sino que, en caso de producirse un accidente, puede llevar acarreada responsabilidad penal.

Para evitar esto, el Decreto 232/2008 establece un procedimiento para solicitar la clausura voluntaria de galerías y pozos, un procedimiento cuyo inicio debe solicitarse ante la Dirección General de Industria y Energía del Gobierno de Canarias. Una vez ejecutadas las obras en las condiciones dictadas y supervisadas por la Dirección General a través de su Servicio de Minas, la galería o pozo deja de existir a efectos de responsabilidad sobre su seguridad.

Está previsto que durante el año 2015 la Dirección General siga desarrollando esta labor en todo el archipiélago en la medida que los diferentes consejos insulares de aguas vayan cursando los requerimientos correspondientes. “El Gobierno de Canarias considera prioritario ejecutar estos cierres, ya que muchas de las instalaciones que se han ido cerrando en los últimos años estaban situadas junto a senderos turísticos, caminos forestales o incluso en taludes de carreteras transitadas”, concluyó Moreno.