X
arona>

Inician el procedimiento para declarar en ruina la Casa del Peña

   

JOSÉ L. CONDE | Arona

La Casa del Peña se encuentra en un estado ruinoso. | DA

La Casa del Peña se encuentra en un estado ruinoso. | DA

El Ayuntamiento de Arona ha iniciado los trámites para declarar el estado de ruina del inmueble conocido como Casa del Peña, ubicado en plena playa de Los Cristianos, y que se encuentra habitado por okupas, algunos de ellos con problemas de drogadicción y peligrosos. Esta situación se agravó recientemente, en las pasadas Navidades cuando se produjo un incendio en su interior y se apreció de manera fehaciente que la vivienda presentada signos de estado ruinógeno y además se percibía una acumulación de basuras, según denunció la Zona Comercial Abierta en este periódico.

Ahora, el Ayuntamiento de Arona, a través de la concejalía de Urbanismo, y a instancias de la Policía Local y el área de Medio Ambiente, iniciará el procedimiento para declarar en ruina la Casa del Peña, ubicada en la playa de Los Cristianos.

Un informe realizado por la Policía Local a consecuencia del citado incendio alertó del deficiente estado estructural del edificio. Situación que fue verificada por las áreas de Seguridad y Medio Ambiente y técnicos municipales de Urbanismo que certificaron el avanzado deterioro constructivo y estructural.

Durante este tiempo los representantes de la Asociación de Empresarios del Sur y la Zona Comercial Abierta de Los Cristianos, que mostraron a las autoridades locales su preocupación por el estado del inmueble, también se dirigieron personalmente al Servicio Provincial de Costas.

Los técnicos también comprobaron que los exteriores del inmueble eran utilizados como morada por indigentes, sin que existieran las más elementales condiciones de habitabilidad y salubridad.

Ante estas advertencias, la Concejalía de Urbanismo, que dirige Carmelo García, determinó iniciar el procedimiento para una eventual declaración legal de ruina urbanística del edificio y proceder al desalojo cautelar del mismo y a su precintado al no reunir las condiciones adecuadas de seguridad, así como mantener el apuntalamiento de la edificación para asegurar su estabilidad, además de restablecer el vallado en adecuadas condiciones de seguridad.

García concluye que la resolución adoptada será notificada al propietario del inmueble y a la Demarcación de Costas de Tenerife al encontrarse la citada edificación en zona de dominio público marítimo terrestre.