X
TENERIFE >

La Justicia rechaza una denuncia de altos funcionarios contra el Cabildo

   
Fachada principal del Cabildo tinerfeño. / S. MÉNDEZ

Fachada principal del Cabildo tinerfeño. / S. MÉNDEZ

JESSICA MORENO | Santa Cruz de Tenerife

En los presupuestos para el pasado año el Cabildo de Tenerife incluyó por primera vez una partida económica dedicada a la creación de becas de inmersión lingüística para los estudiantes de Secundaria de la Isla. Aunque esta convocatoria estaba abierta a todos los estudiantes que cursarán cuarto de la ESO, independientemente del tipo de centro en el que estuvieran matriculados, las bases priorizaban los colegios públicos, frente a los concertados y privados. Según ha podido saber DIARIO DE AVISOS, este hecho provocó que las bases de la convocatoria fueran llevadas al Juzgado de lo Contencioso Administrativo por tres personas, dos de ellas altos funcionarios de la Institución insular y otra que lo había sido.

Finalmente, el tribunal dictó sentencia a mediados del pasado mes de enero, en la que se desestimó el recurso interpuesto contra el Cabildo tinerfeño. Uno de los motivos de la denuncia contra las bases de la resolución, según versa la resolución judicial, es la “vulneración de los derechos constitucionales de igualdad y de educación y de libertad de enseñanza”. Añade el texto que la administración demandada se opone al recurso, al entender ajustada a derecho la resolución impugnada.

Del mismo modo, el auto determina que la Institución insular aplicó correctamente las bases de la convocatoria, en relación al cumplimiento de ésta. En lo que respecta al derecho fundamental a la educación y a libertad de enseñanza, el juzgado precisa que no existe obligación legal por parte del Cabildo de fomentar el aprendizaje de idiomas extranjeros, pero si dentro del ámbito de las políticas de fomento decide hacerlo, ello no lo convierte en administración educativa. El magistrado, sobre la vulneración del derecho de igualdad, apunta que la Corporación insular no estableció el criterio de preferencia del alumnado de centros públicos de manera arbitraria, inmotivada o caprichosa, sino con fundamentos de dos estudios incorporados en el expediente, evidenciándose en los mismos que en la Comunidad Autónoma de Canarias el nivel de destrezas orales, lectoras y escritas en inglés es bastante inferior en los centros públicos frente a los concertados. Además, agrega que el Cabildo no ha infringido el derecho de igualdad, pues se trata de priorizar cuando el número de demandantes excede de las becas concedidas.

Al respecto, el consejero del área de Juventud, Igualdad y Educación del Gobierno insular, Miguel Ángel Pérez, señaló que la sentencia es clara y que manifiesta que “no le hemos quitado privilegios a nadie”. Insistió en que el Cabildo ha priorizado el alumnado de centros públicos debido a que el objetivo de la ayuda es que tengan con ella la posibilidad de acceder a una formación. Del mismo modo, justificó esta decisión en que con los datos de renta media de aquellos escolares que se han presentado en esta segunda convocatoria -cuyo listado de admitidos se ha dado a conocer esta misma semana- se pone de manifiesto que las rentas familiares medias de los alumnos de centros privados y concertados son mucho mayores que los de colegios públicos. “Por eso queremos darle la posibilidad a chicos que si no fuera por esta beca no podrían optar a estos estudios de idiomas”, aseveró.