X
POLÍTICA >

“La situación del Sáhara puede empujar a muchos jóvenes a formar parte de grupos afines a Al Qaeda”

   
Hamdi Mansour, delegado del Frente Polisario en Canarias. / SERGIO MÉNDEZ

Hamdi Mansour, delegado del Frente Polisario en Canarias. / SERGIO MÉNDEZ

SARAY ENCINOSO | Santa Cruz de Tenerife

Labadil labadil. Significa “no hay otra alternativa que la independencia”, es una de las primeras frases que aprenden los niños saharauis cuando empiezan a hablar y también lo que da ánimos y esperanzas a Hamdi Mansour, delegado del Frente Polisario en Canarias, y al resto de su pueblo. La eternización del conflicto y las prospecciones petrolíferas que se han iniciado en aguas del territorio ocupado por Marruecos han puesto más de actualidad la reivindicación saharaui.

-¿Qué va a hacer el Frente Polisario si las prospecciones que está haciendo Kosmos Energy confirman la existencia de petróleo de calidad en aguas saharauis?
“Seguir acudiendo a todos los organismos internacionales y a las instituciones jurídicas internacionales para poner fin al expolio ilícito que estas empresas están haciendo, en colaboración con Marruecos, sin ningún respaldo legal”.

-El ministro de Justicia español dijo recientemente en Gran Canaria que los sondeos de la multinacional norteamericana se ajustaban al Derecho Internacional. ¿Le sorprendieron sus declaraciones?
“Muchísimo. La verdad es que es un poco extraño encontrar ese nivel de ingenuidad en un ministro. Hay un centenar de resoluciones de Naciones Unidas que consagran el derecho inalienable del pueblo saharaui a la autodeterminación y que prohíben cualquier expolio. Esas riquezas son del pueblo saharaui, que está pendiente de un referéndum de autodeterminación”.

-¿Esa afirmación demuestra que hay un cambio en las relaciones entre España y el Frente Polisario?
“No es un cambio de actitud del pueblo español hacia el saharaui; lo que está ocurriendo es que el Gobierno español está apoyando más a Marruecos. El ministro de Justicia llegó incluso a comparar lo que hace Marruecos con las decisiones que toma el Ejecutivo español en su territorio. Me pregunto cómo llega el ministro a esa conclusión sin tener ninguna resolución o referencia en el Derecho Internacional que la avale”.

-¿Por qué cree que en las Islas no ha habido un rechazo hacia las prospecciones saharauis cuando, en caso de accidente, el vertido puede llegar a la costa canaria?
“Las prospecciones de Kosmos son una amenaza para el Sáhara y para Canarias. No hay garantías de convivencia con Marruecos, por su ambición y por su política de expansión. Cualquier prospección cerca de Canarias, en el Sáhara Occidental, es una amenaza ecológica: algunos científicos aseguran que un vertido llegaría hasta Tenerife. Mi opinión es que Canarias debería, por seguridad, determinar de una forma clara las fronteras marítimas con Marruecos y con el pueblo saharaui cuando se consiga la independencia” .

-Esa independencia tarda mucho. ¿Confía en que la presencia de España en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ayude a resolver el conflicto? ¿Tiene alguna esperanza, en general, en el papel de Naciones Unidas?
“Esperamos y deseamos que el Gobierno del Partido Popular juegue un papel en este sentido. No estamos pidiendo que defiendan el derecho a la independencia del pueblo saharaui, que es legítimo, le pedimos que impulse el proceso de descolonización para que sea el pueblo saharaui el que decida si quiere seguir con Marruecos o ser libre”.

-Siempre que se habla del problema saharaui sale una amenaza recurrente: los jóvenes volverán a coger las armas. ¿Es una amenaza real o solo una forma de llamar la atención sobre el eterno conflicto?
“La situación de los jóvenes saharauis puede constituir un caldo de cultivo muy importante para el terrorismo en el Norte de África y en la costa este del Atlántico. Pero esto no lo decimos solo nosotros: lo dicen los responsables de Naciones Unidas y todos los observadores internacionales. Esta situación de no guerra, no paz puede empujar a los jóvenes a formar parte de grupos que están en Mali y en el Sahel, y que están muy respaldados por Al Qaeda y otros movimientos terroristas. El terrorismo es una amenaza para todos los jóvenes de la zona, pero especialmente para los nuestros, porque no tienen perspectivas de futuro. El Frente Polisario está haciendo todo lo posible para que estos chicos tengan trabajo, pero le aseguro que no es una amenaza sin fundamento: si el problema del Sáhara no se soluciona va a haber una verdadera amenaza de terrorismo, tráfico de drogas y problemas que salpicarán las fronteras del sur de Europa y el norte de África. Hay dos circunstancias que hay que tener en cuenta. Los jóvenes saharauis están haciendo una presión muy fuerte para volver a las armas. Y, segundo, muchos marroquíes están vendiendo grandes cantidades de hachís a los grupos terroristas en Mali y Sáhara Sahel. Están mandando caravanas de coches y están captando a jóvenes saharauis ofreciéndoles grandes cantidades de dinero”.

-¿Cuántos jóvenes saharauis se han marchado porque ya han decidido que no quieren luchar más?
“Se han marchado algunos, y hay jóvenes que quieren salir, pero las circunstancias no son muy favorables para ellos. Les faltan medios y documentación, pero además, Europa, el paraíso soñado, tiene cerradas las fronteras”.

-Hace unos días España anunció que iba a denegar el asilo a Hassanna Aalia, un joven saharaui de 26 años condenado a cadena perpetua en Marruecos. ¿Es otro ejemplo del cambio de relación de España con el Polisario?
“Desconocemos las circunstancias que han hecho que España deniegue el asilo político a este joven. Ha decidido darle 15 días para abandonar España sabiendo que un jurado militar lo ha condenado. Creemos que entregar a un joven saharaui con cadena perpetua al enemigo es una falta flagrante de ética, de moral y de principios de derechos humanos. Esperamos que España rectifique y permita el asilo de este activista defensor de los derechos humanos. Este chico no es un delincuente: solo participó en una manifestación pacífica defendiendo los derechos humanos y la libertad, como hacen muchos otros ciudadanos saharauis”.

-Hay un usuario de Twitter, @chris_coleman, que se dedica a filtrar documentos clasificados de la inteligencia marroquí. Se habló de que el hacker podría ser argelino, luego saharaui y ahora se dice que incluso podría ser francés. ¿Tiene alguna sospecha de la procedencia de este seguidor de Julian Assange?
“También se ha dicho que podría ser un marroquí, pero la verdad es que no sabemos quién es, solo que está a favor de la causa saharaui y que está presentando documentos de la correspondencia de altos cargos marroquíes con funcionarios de organismos internacionales que demuestran el chantaje para conseguir apoyos sobre la cuestión del Sáhara. Nosotros siempre hemos defendido esa tesis, pero no teníamos pruebas. Estas filtraciones están manchando la imagen de diplomacia limpia que Marruecos vende”.

Hamdi Mansour:  "Las prospecciones en nuestras aguas son un riesgo para Canarias: podría llegar un vertido”. / SERGIO MÉNDEZ

Hamdi Mansour: “Las prospecciones en nuestras aguas son un riesgo para Canarias: podría llegar un vertido”. / SERGIO MÉNDEZ

-Las relaciones entre Francia y Marruecos no están muy bien últimamente. ¿Cómo puede afectar eso al conflicto que padece el Sáhara?
“Este cambio pone en evidencia la nueva política francesa, que quiere garantizar el equilibrio en la región. Los marroquíes están muy molestos con la postura de Francia, porque tradicionalmente Francia ha sido la potencia de África. Marruecos no acepta que se juzgue a sus funcionarios o a sus ministros por vulnerar los derechos humanos, lo que origina graves problemas con Occidente. Ya ha habido incidentes en este sentido. El jefe de la seguridad marroquí fue convocado por un juzgado francés cuando estaba en París acusado de participar en torturas. Y hay más problemas de este tipo que han alejado a los dos países. De hecho, ahora mismo el único país del entorno marroquí que se lleva bien con Marruecos es el Gobierno español”.

-Exacto: España se ha convertido en el amigo de Marruecos…
“El Gobierno español, según dice la prensa marroquí, es en estos momentos el aliado número uno de Marruecos. Esta situación la vemos algo extraña, pero respetamos las decisiones de los países, de los gobiernos, siempre y cuando no vayan en detrimento de los derechos humanos y del derecho de autodeterminación de los pueblos. Hasta ahí estamos de acuerdo. Pero cuando se rompen estos principios no; por eso lamentamos mucho que España se meta en estos asuntos”.

-Dicen los expertos que España, incluso, ha asesorado a Marruecos en su propuesta de autonomía para el Sáhara Occidental, que le ha enseñado cómo funciona el modelo autonómico español.
“El Gobierno de Zapatero fue uno de los artífices de esta idea. Marruecos nunca antes había pensando en apostar por la democracia y la regionalización en su territorio. Decidieron usar el modelo español para dar una imagen de progreso y jugar con los sentimientos de los españoles, pero la mona, aunque se vista de seda, mona se queda. En Marruecos no va a haber democracia hasta que no cambie el régimen vertical que existe, donde absolutamente todo necesita el visto bueno del rey. Por eso es vergonzoso que algunos políticos cambien sus ideas y pasen a defender a Mohamed VI, especialmente en la izquierda”.

-Es el caso de los gobiernos españoles: dan mucha ayuda oficial al desarrollo y se manifiestan por la causa saharaui, pero no reconocen como estado a la República Árabe Democrática Saharaui…
“El mejor ejemplo es Felipe González. En 1977 visitó los campamentos de refugiados y prometió -está grabado- que cuando llegara al poder reconocería nuestra república como estado, pero lo primero que hizo fue cerrar las delegaciones. Hoy es uno de los mejores amigos del rey y hace campaña en América Latina para que no nos apoyen. Hay socialistas buenos, pero muchos, cuando llegan a la Moncloa, se sitúan más a la derecha que la propia derecha”.

Hamdi Mansour: "España está cometiendo una falta flagrante de ética entregando a Hassanna Alia a Marruecos”. / SERGIO MÉNDEZ

Hamdi Mansour: “España está cometiendo una falta flagrante de ética entregando a Hassanna Alia a Marruecos”. / SERGIO MÉNDEZ

-¿Cree que esa situación cambiaría si llega Podemos al poder?
“Pablo Iglesias ha dejado claro que apoya la causa saharaui, pero tenemos malas experiencias. Espero que cuando Podemos tenga la oportunidad de hacer política de estado no se olvide de sus promesas. Además, España debería tener presente que le interesaría más un Sáhara Occidental independiente, porque es un territorio con el que comparte un idioma y guarda lazos históricos y culturales, que un Sáhara marroquí, porque Marruecos, a pesar de todo, es una excolonia francesa. Su modelo no es España”.

-¿Cree que los saharauis votarían en algún momento a favor de ser una autonomía de Marruecos?
“No lo creo, a pesar de que aceptamos que la autonomía fuera una opción en la mesa de negociaciones con Marruecos para que el pueblo saharaui tuviera la oportunidad de elegir. Pero Marruecos solo da la opción de la autonomía, una concesión que normalmente otorga un estado a una parte de su territorio. Y el Sáhara no ha pertenecido nunca a Marruecos”.

-De hecho, la justicia internacional ha avalado que nunca hubo vínculo entre los pobladores de los dos territorios…
“El Tribunal de La Haya dejó muy claro en 1975 que no hay ningún vínculo histórico entre las tribus del Sáhara y Marruecos…”

-Pero, ¿qué confianza puede tener hoy en día el pueblo saharaui en que el conflicto se solucione si además de ese dictamen hay muchísimas resoluciones de Naciones Unidas insistiendo en el derecho a la autodeterminación y la situación no cambia?
“Porque, a pesar de todo, hoy el pueblo saharaui no existe solo como movimiento, sino que se trata de un estado reconocido por más de 80 países en el mundo; en cambio, nadie reconoce a Marruecos la soberanía del Sáhara: es una ocupación ilegal”.

-Cuando Kosmos Energy y el ministro español justifican las prospecciones se apoyan en una resolución de Naciones Unidas que dice que la potencia administradora ‘de facto’ puede explotar los recursos de la colonia siempre que los beneficios redunden sobre este territorio..
“Ayer (por el lunes) el Gobierno marroquí disolvió dos manifestaciones en El Aiún de saharauis que solo pedían un trabajo…”

-¿Cuál es el índice de paro de los saharauis?
“Muy alto, supera el 70%. La colonia marroquí ya es tres veces superior a la saharaui. Son ellos los que trabajan en todo”.

-El Polisario se ha quejado alguna vez de que el cónsul de Marruecos anime a los inversores canarios a invertir en el Sáhara. ¿Por qué?
“La situación actual del Sáhara es un peligro para cualquier inversión. No hay estabilidad, a pesar de que Marruecos está ofreciendo todo un paraíso fiscal para atraer capital. Espero que los empresarios canarios tengan en cuenta que el Sáhara es un lugar que está pendiente de una solución, que va a ser o la independencia del Sáhara o una guerra que va a destruir todas las inversiones que se vayan a hacer. No hay otra alternativa. Los que pretenden invertir en el Sáhara ocupado deberían cuantificar cuántos empresarios de Rabat o de Casablanca o del interior de Marruecos lo están haciendo. ¿Por qué no invierten? Porque saben que eso supone problemas. Yo los invito, ya que nosotros hemos esperado más de cuarenta años de miseria para conseguir nuestra independencia, a que esperen, porque ese sueño y esa esperanza se está acercando y va a llegar tarde o temprano. Serán los primeros en invertir en nuestro territorio. Y no estoy vendiendo la piel del oso antes de cazarlo. Estoy hablando de la determinación de nuestro pueblo”.