X
entre cortados >

Llámame loco – Por Arun Chulani

   

Hazme caso: ignora todo lo que mi boca te diga. Oídos sordos a las subordinadas sin fin que te cuento sin descanso, que a veces se lían entre ellas y olvidan decir lo realmente importante. Te lo digo yo, que soy quien las pronuncia. Soy el que habla sin cesar, el que divaga entre letras que no tienen idea de lo que podrán llegar a ser alguna vez. Soy todas las onomatopeyas que se acercan a tu oído para contarte incoherencias. Y las incoherencias que se creen coherentes por ser mías.

Llámame loco… pero hazme caso. No me hagas caso.

Hazme caso: ignora también lo que te digan. Oídos sordos a las presuntuosas palabras que aspiran ser más de lo que realmente son, que no son de fiar. Te lo digo yo, que también me vine arriba y aposté por encima de las posibilidades alguna vez. Deja que sean felices hablando por hablar, pero hasta cierto punto, hasta donde su realidad intenta entrar en la tuya y nuestra. Hasta ahí. Deja que jueguen a encontrar hueco en tímpanos ajenos, que al final serán palabras mudas perdidas en el tiempo. Y sin tiempo que las vuelva coherentes.

Llámame loco… pero hazme caso. No les hagas caso.

Sé que me harás caso, pero esto también tengo que decírtelo: hazte caso. Hazle caso a lo que intuyes, a lo que ves y lo que oyes, pero no seas inocente. Hazle más caso a lo que hago que a lo que digo, que por ahí vas bien. No hagas caso a lo que digan: más bien, a lo que las miradas esconden. Y no me hagas mucho caso a mí, que yo tampoco te lo pondré fácil. No te haré caso. Lo tendrás difícil; lo tendré difícil. Como imposibles.

Llámame loco… pero lo imposible me pone.

@arunchulani