X
PUERTO DE LA CRUZ >

Maresía avisa de que vigilará que se respete la ermita de San Telmo

   
Las obras de reforma del paseo de San Telmo siguen generando preocupación en los ciudadanos. / M.P.P.

Las obras de reforma del paseo de San Telmo siguen generando preocupación en los ciudadanos. / M.P.P.

G. GULESSERIAN | Puerto de la Cruz

La plataforma ciudadana Maresía advierte que velará para que el proyecto de mejora del Paseo San Telmo, en Puerto de la Cruz, respete la ermita y su entorno. El colectivo ciudadano realiza estas manifestaciones ante el último modificado de la obra en el que se contempla una rampa en la zona que une el paseo con la avenida de Colón, aunque todavía no ha recibido el visto bueno de la comisión.

Esta modificación supondrá un incremento de 273.304 euros que serán financiados por el Cabildo. La citada cantidad, que se suma a los 677.112 euros del presupuesto de 2015 para esta obra, incluye también otros trabajos como la mejora del dique, los graderíos, el nuevo bar y la escollera de protección, precisan fuentes insulares.

Maresía asegura que “no legitimará este cambio” y como argumento expone que las administraciones responsables del proyecto “no tuvieron en cuenta a la plataforma cuando se aprobó el proyecto que supuso el derrumbe del muro, ni en las sucesivas modificaciones”. Incluso, añade, “nuestras miles de alegaciones, firmas y escritos fueron a parar a la basura y ahora, cuando casi todo lo que defendimos está destruido vienen a pedir opinión sobre la rampa, para que validemos de alguna manera el proyecto”.

En todo caso, avisa el colectivo, “velará porque se respete la Ermita de San Telmo y su entorno y seguirá denunciando cualquier daño al patrimonio que se produzca en el municipio de Puerto de la Cruz”.

También critica el daño que han sufrido los comerciantes del Paseo como consecuencia de un proyecto que califica de “carísimo, innecesario y que ha destruido parte del legado del prestigioso arquitecto César Manrique en la ciudad”, quienes “bastante han hecho con sobrevivir y permanecer abiertos” durante todo el tiempo que se llevan ejecutado los trabajos.