X
santa cruz>

Más de 60 cursos se han perdido por la inaccesibilidad de Ireneo González

   

Natalia Torres | Santa Cruz de Tenerife

La Sociedad de Desarrollo de Santa Cruz es la responsable de fomentar la empleabilidad de las personas demandantes de empleo a través de la mejora de su formación. El trabajo hecho en estos cuatro años ha permitido que las acciones formativas impulsadas desde la propia Sociedad de Desarrollo a través de sus propias herramientas haya aumentado en apenas dos años en más del 400%, con más de medio centenar de este tipo de intervenciones. Sin embargo, una de las patas de esa formación y a la que tienen acceso todos los municipios a través del Servicio Canario de Empleo es la conocida como Formación para el Empleo (FPE), convocatorias anuales de cursos que realiza el Gobierno de Canarias y que están dirigidos a desempleados de larga duración y en riesgo de exclusión. Son los cursos en los que los asistentes reciben una pequeña cantidad para abordar los gastos de transporte durante el tiempo que dure la formación.

El Ayuntamiento de Santa Cruz, a través de la Sociedad de Desarrollo, ha presentado en los últimos cuatro años, 66 propuestas de cursos para acceder a dichas convocatorias, de ellas, sólo una fue aceptada en 2011, el resto, 65, fueron denegadas o puestas en listas de espera. El motivo, denunció Sí se puede en una comisión de control, y reconoció el edil responsable de la Sociedad de Desarrollo, Florentino Guzmán Plasencia en la misma comisión, el edificio en el que se imparten la citada formación, el ubicado en la plaza de Ireneo González, es inaccesible.

Plasencia admitía que hasta 2010 se concedió financiación para estas convocatorias pero que a partir de 2011 se comenzó a denegar la financiación. En una reciente reunión que mantuvo el concejal con los grupos de la oposición para conocer al detalle el balance de la formación ofrecida por la Sociedad de Desarrollo en estos años, los técnicos municipales también llamaron la atención sobre el hecho de que, si bien el SCE ha denegado las convocatorias para la FPE sí que ha accedido a concederla para otros cursos que también se imparten en Irineo. Matizaba Plasencia que al menos cuatro aulas del edificio están homologadas para la impartición de cursos de certificación profesional. Esos otros cursos, 17 en cuatro años, sí que han recibido financiación del SCE.

El concejal de Ciudadanos, Guillermo Guigou, también reseña que en su labor como presidente de la Comisión de Reclamaciones y Sugerencias ha recibido numerosas quejas por la inaccesibilidad del edificio y denuncias de los propios trabajadores por las condiciones del inmueble.

Por años, en 2011, fueron 19 los cursos que solicitó el Ayuntamiento de Santa Cruz dentro de la convocatoria de FPE y fueron 18 los que se pusieron en la lista de reserva. Entre ellos estaban los de actividades de venta, Gestión Contable y Gestión Administrativa para Auditoría o Introducción a la metodología didáctica. El aprobado fue de Maquinista Industrial.

En 2012, el Consistorio solicitó financiación para 13 cursos, en los que la puntuación obtenida en el apartado de accesibilidad y certificados de calidad fue de 4 sobre 10 puntos posibles. Todos pasaron a la lista de reserva. Entre ellos, alemán o inglés de atención al público.

Al año siguiente fueron 17 los presentados a la convocatoria y de nuevo puestos en la lista de reserva. En este año la puntuación en el campo de accesibilidad fue de 10 sobre 14. De nuevo idiomas o Maquinista de Confección Industrial entre las propuestas.

Por último, en la convocatoria de 2014, se presentaron otros 17 cursos que también acabaron en la lista de reserva.

Objetivo: buscar una nueva ubicación
El edificio que hoy es centro de formación y empleo de la Sociedad de Desarrollo albergó a la antigua Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de Santa Cruz que fue creada en 1910 y que permaneció en él hasta 1995 tal y como se recoge en el libro de El Misterio de la vieja Escuela de Artes y Oficios de Santa Cruz, cuyo autor es Miguel Ángel Díaz Palare. Antes fue el Instituto de Santa Cruz, proyectado también por Manuel de Oraá y datado en 1882. El inmueble ha sido declarado Bien de Interés Cultural (BIC), lo que hace harto difícil cualquier tipo de intervención que no afecte a la estructura y de ahí, como también reconocía el edil Florentino Guzmán Plasencia, que se esté negociando con la Consejería de Educación una nueva ubicación para impartir al menos los cursos que subvenciona el SCE a través de esta convocatoria de FPE.