X
fútbol>

Los modestos, en pie de guerra

   
El federativo califica de “disparate” la ley de regularización laboral en las entidades sin ánimo de lucro. | DA

El federativo califica de “disparate” la ley de regularización laboral en las entidades sin ánimo de lucro. | DA

CÁNDIDO GONZÁLEZ | Santa Cruz de Tenerife

No habrá fútbol el sábado y el domingo en la Isla desde la primera regional hasta la categoría de prebenjamines en señal de protesta contra la ley del gobierno central 14/2013, de 27 de septiembre, y con efecto a partir del 1-1-2015, en la que establece la denominada “regularización laboral de la actividad desarrollada en los clubes y entidades deportivas sin ánimo de lucro”. Eso significa que ya a las limitaciones que tienen los clubes modestos con la escasez de sponsors, la bajada y recortes en las subvenciones, ahora por si fuera poco Hacienda y el Ministerio de trabajo acechan su futuro.

En la práctica se traduce en la novedosa obligación de afiliación a la Seguridad Social, con la correlativa obligación de abonar las correspondientes cotizaciones, tanto por parte de los clubes deportivos de base (en calidad de empresarios), como de sus deportistas, entrenadores, técnicos, masajistas, monitores o preparadores físicos, etc. (en calidad de trabajadores), no sólo en los casos en que la retribución sea igual o superior al salario mínimo interprofesional, sino también, esto es lo grave e injusto, cuando exista el más mínimo pago, siquiera sea compensatorio (por ejemplo 100 euros/mes), por parte del club a estos últimos. Es decir, se legaliza un nuevo gasto para los clubes de base no profesionales en forma de cotizaciones laborales y sociales para las mermadas arcas de estos clubes sin ánimo de lucro, cuya mayoría sobrevive con las aportaciones de los padres de sus jóvenes deportistas y que realizan una encomiable labor social, generalmente con el voluntarismo y altruismo.

Un ejemplo que pudiera servir para retratar la nueva realidad sería que un entrenador que recibe 250 euros al mes por parte de su club, a partir de ahora, la entidad pasaría a gastar otros 100 euros más para pagar su cotización a la Seguridad Social. Esto provoca dos soluciones: que el club tenga que recortar los 100 euros de lo que se le paga al entrenador, o que esos 100 euros repercutan en los jóvenes que practican deporte, es decir, sus padres. El pasado lunes se celebró una reunión informativa en las dependencias de Cajasiete en la que el presidente de la Federación Tinerfeña de Fútbol, Juan Padrón Morales, informó a los representantes de los clubes tinerfeños la que se les viene encima con esta Ley de Regulación laboral para entidades sin ánimo de lucro.
Recordar que lo que está en juego es la existencia del fútbol no profesional. Un fútbol que cada fin de semana involucra a más de 800.000 futbolistas, 60.000 técnicos, entrenadores y monitores, más de 20.000 árbitros, 220.000 directivos que no perciben remuneración alguna y que corren con muchísimos gastos de su propio bolsillo. En definitiva, son más de 1.100.000 personas que integran el fútbol modesto en España.
Para Ramón Hernández Baussou, secretario de la Federación Tinerfeña de Fútbol, “esta ley supone un perjuicio tremendo para el fútbol modesto. Es una ley que ya está aprobada y que en cualquier momento pueden ejecutarla. Puede aparecer una inspección en cualquier club y levantar el acta correspondiente y después se verá cuál será la sanción. Desde que se produzca un pago se pretende un alta en la Seguridad Social y una aplicación directa del IRPF. Los clubes tendrán que tener un asesor fiscal, jurídico y laboral para llevar a cabo todo esto. Los dirigentes son personas que están ahí sin ánimo de lucro, que les cuesta dinero de su bolsillo y en vez de favorecerlos lo que hacen es perjudicarlos. En vez de premiarlos por la labor que hacen, con esta ley le están proporcionando un castigo que difícilmente se podrá llevar a cabo”.
“En respuesta a esta ley vamos a parar los días 14 sábado y 15 domingo en señal de protesta, aunque se respeta Tercera División, Preferente y División de Honor juvenil, ya que en dichas categorías hay viajes por medio y no queremos perjudicar a los equipos que ya tienen los pasajes sacados para viajar este fin de semana. Lo vamos a respetar porque sería un perjuicio para ellos y para nosotros”, afirmó el dirigente tinerfeño.
El ente federativo no está solo en esta cruzada contra el Gobierno de España y el Consejo Superior de Deportes. “Ahora mismo hay 11 federaciones que también van a parar sus competiciones. Esto no es un tema de Tenerife ni de Las Palmas, ni de Andalucía, ni de Cataluña, esta ley es de carácter nacional y por lo tanto su ámbito de actuación afecta a todo el país. Es un perjuicio para el fútbol modesto en el que también incluyo las categorías regional y preferente, que no tienen donde caerse muertos. Otro caso será el de los árbitros, que cada semana habrá que darles de alta a cerca de 400 que son los que actúan y cobran cada semana. Es un disparate. Espero y deseo que aunque la ley está aprobada, no se aplique, aunque eso dependerá del Gobierno”, manifiesta Ramón Hernández.
Así pues, una ley que causa un terrible daño al fútbol modesto, en el que se hace una labor social encomiable, y es premiado con unos gastos que no podrán asumir la mayoría de clubes.