X
POLÍTICA >

NC propone que se paralice la implantación del gas licuado

   

D. N. M. | Santa Cruz de Tenerife

El mismo día en que el Pleno del Congreso rechazaba instar al Gobierno, por iniciativa del PSOE, a suspender los permisos para realizar prospecciones en el Mediterráneo y en aguas próximas a Canarias, NC registraba en el Parlamento autonómico una proposición no de ley por la que se emplaza al Ejecutivo regional a que paralice la aprobación mediante un decreto de la implantación del gas. El portavoz del grupo mixto, Román Rodríguez, reclama “un gran pacto social e institucional que permita elaborar un Plan Energético con la máxima participación de las renovables y que no impida su desarrollo”.

En la exposición de motivos, Nueva Canarias arguye que en el Archipiélago existen “razones ambientales, sociales y económicas que nos obligan a replantearnos la sostenibilidad a medio y largo plazo de nuestro sistema energético, caracterizado por las energías fósiles”. No solo por “la necesaria contribución a mitigar los peligros del cambio climático”, añade NC, “sino porque un modelo basado lo más posible en fuentes renovables endógenas es más barato y nos otorga mayor autonomía”.

A juicio de este partido, las Directrices de Ordenación Sectorial de la Energía (DOSE), que sustituirán al Pecan, aportan “un escaso compromiso práctico con el fomento de las renovables”. A su entender, el documento “no sirve” para la transición hacia un sistema que favorezca el ahorro, la eficiencia y el impulso de las renovables. “Está lejos de los objetivos de la Estrategia 2020 de la Unión Europea”, subraya NC. “Canarias fue pionera en producción de energías renovables y hoy está a la cola [de España] debido a la falta de apoyo político decidido a esta industria contaminante”.
En una línea opuesta a ese propósito, lamenta Román Rodríguez, “las DSE consagran la utilización del gas, en combinación con el petróleo, en la generación de electricidad”. El diputado rechaza que se opte por el gas licuado en Tenerife y Gran Canaria “en un momento en el que ese recurso está más cuestionado que nunca”.

Por todo ello, a NC le parece un “contrasentido” que el Gobierno canario exija la realización de una consulta popular sobre el petróleo y luego pretenda “imponer el gas”.