X
lucha canaria >

Ignacio Ramos: “No pensábamos que el viernes podíamos quedar campeones”

   
Tegueste campeon liga Cabildo de Tenerife Primera categoria lucha canaria

La gran familia del Club de Luchas Tegueste Mercatenerife posa tras lograr el título de liga. / DONELIA PÉREZ

JUAN JESÚS GUTIÉRREZ | Santa Cruz de Tenerife

El Club de Luchas Tegueste Mercatenerife se proclamó el pasado viernes campeón de la Liga Cabildo de Tenerife de Primera Categoría, a falta de tres jornadas para el final. El conjunto teguestero vuelve a conquistar un título liguero de la máxima categoría 24 años más tarde.

Hasta el momento ha sido una temporada intachable para los teguesteros que lideraban hasta su suspensión la Liga Gobierno de Canarias -ganando a sus rivales directos- y sólo cediendo ante el Maxorata. En cuanto a la Liga Cabildo de Tenerife, el conjunto que tiene en cabeza a Óliver Gil y Pedro Hernández como puntales C, no conoce la derrota y está dos luchadas de poder realizar un campeonato perfecto.

El mandador Ignacio Ramos aseguró que “nos hemos quitado un peso de encima, porque el año pasado fuimos el equipo que más luchadas ganamos en las tres competiciones y no ganamos un título. Este año hemos comenzado sin presión, con un puntal como Óliver nuevo, otros luchadores nuevos, y nos marcamos ir lucha a lucha a ver qué pasaba, y con los triunfos nos fuimos metiendo en la dinámica positiva. En la tercera jornada nos pusimos líder y comenzamos a avanzar en el campeonato. Comencé a sacar cuentas y no quise trasmitir mi preocupación al vestuario. Se puso de cara la Liga tras el empate del Victoria ante el Tijarafe, pero era consciente de que un tropiezo ante Rosario o Guamasa nos dejaría decidiéndonos el título en la última jornada en La Victoria”.

Ramos reconoció que se le aparecieron los ‘fantasmas’ del pasado. “Me entró miedo a que nos sucediera lo del año pasado, pues además el Victoria vendría remontando, cogería moral y nos iría a comer allá. Nos hubieran entrado las dudas”.

“Ni siquiera habíamos pensado que el viernes podíamos quedar campeones, continuó. No creía que el Victoria iba a ceder en su campo, pues cuenta con un buen equipo y Álvaro se había mostrado intratable el año pasado ganando dos títulos con su equipo y dos individuales, pero sorprendentemente Déniz falló ante gente, sobre el papel, teóricamente inferior”.

Ignacio Ramos y Marcos Galvan Tegueste campeon liga Cabildo de Tenerife Primera categoria lucha canaria

Ignacio Ramos se dirige a abrazar al presidente Marcos Galvan en la celebración del título de campeon liga. | DONELIA PÉREZ

En el plano personal, Ramos ve coincidencias con el título logrado en Punta Brava. “Fue también inesperado, pues el equipo se hizo para competir y poco a poco nos vimos peleando por el primer puesto. Entonces vas soñando y compitiendo, y cuando te das cuenta estás ahí. Esta temporada tenía más presión, porque tenía ganas de ganarlo por todo lo ocurrido el año pasado. Teníamos un equipazo. Nos centramos mucho en Añaterve, Efraín y Pedro, teníamos la mejor cabeza, pero fallamos en la media. Este año los chicos de abajo han apretado muchísimo y arriba ya salían los puntales más cómodos, lo que nos ha permitido elegir con quién agarrar. Hubo un salto de calidad de varios luchadores, los chicos tienen juventud, se preparan, y lo más importante, están comprometidos con el club y en muchas ocasiones hay que frenarles en su ímpetu de entrenar mañana y tarde, para poder dosificarlos hasta el final de temporada”, finalizó.

En las dos últimas luchadas que le restan, el Tegueste irá a por todas. “Tenemos que respetar al público que paga la entrada, pero lo cierto es que los chicos lucharán con menos presión e intentarán dar espectáculo y que la afición salga contenta. Como mandador, a veces tienes que jugar a amarrar y quitar a un hombre para ganar, obligando a un luchador a eliminarse, porque te lo exige el encuentro. Ahora iremos a luchar, intentando ganar tirando, y que los chicos y la afición disfruten de las últimas jornadas”.

“Óliver Gil tenía ganas de callar bocas”

Cuestionado por el rendimiento de Óliver Gil esta temporada, en comparación con los últimos años, el mandador del Tegueste incidió en la confianza y la carencia de presión. “Oliver cogio la forma rápido, en las primeras semanas de trabajo se notaba que venía sin entrenar, sin preparación y casi abandonado, pero ese parón de -varios meses sin copetir- le vino bien para descansar la cabeza, quitarse presión. En Tegueste los compañeros le han hecho trabajar bastante, pues se matan a entrenar y él no es menos, y quiere estar a su altura. La directiva le ha dado toda la confianza, por lo que Óliver luchaba tranquilo, y con el paso de las jornadas él se lo ha creído y se le notaba que salía con ganas, pues tenía ganas de callar bocas y decir “Soy un puntal a tener en cuenta”. La apuesta del Tegueste fue arriesgada, pues confió en un hombre que llevaba varios meses sin ganar luchas, y eso muchos aficionados no lo entendieron. Además el Tegueste cumplió con Pepi [Pedro Hernández]. Le dijeron la temporada pasada que fuera a luchar, que no se escondiera, y por eso fue el mejor Destacado A y, por consiguiente, subió de categoría. Así que el club cumplió su palabra y renovó sus servicios tras la buena temporada”.

24 años más tarde

El conjunto teguestero vuelve a conquistar un título liguero de la máxima categoría tinerfeña 24 años más tarde, los más viejos del lugar recuerdan que fue en Tasagaya y ante el Chimbesque de José María González Parri II en 1991. Aquel equipo dirigido por Juan Primera tenía entre sus filas Quico Pérez, Gregorio Gil, Rizal, a un joven Marcos Galván (ahora presidente del club), otro jvoen con proyección como Valentín Ayala VII, así como hombres como Benjamín, Juan González, Antonio Expósito, Pedro de la Rosa, Severino, Remigo, Amaro Domínguez o Juan de la Rosa, entre otros.

Agradecimiento de la directiva

La directiva del conjunto teguestero se reunió el pasado sábado con la plantilla en una jornada de hermandad para celebrar el título de Liga.

Desde el club no se esperaba poder ganar el campeonato de esta forma, a falta de tres jornadas y en casa, “pero ha sido precioso”, señaló ayer el campeón en un comunicado en su perfil de Facebook.

“Era un año lleno de incógnitas deportivas y pensábamos que la temporada iba a ser muy larga si las cosas no salían bien, pero el trabajo, la implicación, la confianza y el orgullo que hemos puesto todos ha dado sus frutos”.

“Lograr el campeonato de Liga después de casi 24 años es algo muy especial y difícil de olvidar para todos los que lo hemos vivido. Creemos que es justo mencionar a la gente que nos apoya desde las instituciones y las empresas privadas -Mercatenerife, Vigcan Segurida y nuestro Ayuntamiento de la Villa de Tegueste-, como principales patrocinadores, pero sin olvidar a los pequeños empresarios que, haciendo un gran esfuerzo económico, nos echan una mano para poder seguir adelante”.

También recordaron a “nuestra afición, la mejor y más fiel de Tenerife en estos últimos años, gente entendida que aprecia nuestro deporte. A todos: Muchísimas gracias”.

Hay que disfrutar de este título y animamos a todos los jóvenes a que se acerquen a nuestro deporte y descubran lo grande que es”.