X
ARAFO >

Los presupuestos están destinados a “pagar la deuda”

   
Francis Hernández, debatiendo con el alcalde durante un Pleno municipal. / DA

Francis Hernández, debatiendo con el alcalde durante un Pleno municipal. / DA

DIARIO DE AVISOS | Arafo

Izquierda Unida ha sido la única formación política en Arafo que ha realizado el trabajo de presentar alegaciones y enmiendas parciales a los presupuestos que fueron aprobados inicialmente hace un mes. En las comisiones informativas, todas han sido rechazadas en única votación.

Según Izquierda Unida, los presupuestos municipales de 2015 parten de copias de los de otros años, sin ningún proceso participativo ni abierto a la ciudadanía. Estos presupuestos se basan en mantener la subida de impuestos y tasas a los vecinos para pagar la deuda y los contratos abusivos de la recogida de basura y del suministro de agua. “Lo que el alcalde y su grupo de gobierno oculta a la ciudadanía es que esta previsto que en el 2015 se pague solo en intereses de los siete préstamos que aparecen en el presupuestos la cantidad de 124.060,67 euros, a lo que hay que sumar 103,757,84 euros en intereses de demora, frente a los 51.000 euros del ejercicio anterior. Esto supone duplicar los intereses de demora respecto al año anterior. Junto a las amortizaciones, en materia de deuda se destinarán solo en este año 1.099.410,67 euros”, comenta Francis Hernández, portavoz de IU en Arafo.

“Lo que no es de recibo es que en la actual coyuntura de crisis económica y de necesidades sociales el Ayuntamiento de Arafo tenga previsto gastarse en 2015 la cantidad de 44.419,09 euros en personal de confianza, y 189.075,088 en altos cargos, 36.000 euros en telefonía y más de 16.000 euros en atenciones protocolarias, representativas y propaganda”, prosigue.

Con el ahorro en estas partidas Izquierda Unida planteó impulsar un plan de choque de formación y empleo para jóvenes, que fomente la implantación, asesoramiento y apoyo a la diversificación productiva y el fortalecimiento del tejido económico local, un plan para reducir la pobreza y exclusión social y facilitar el acceso a la vivienda, un programa de promoción turística, vinculándolo al turismo rural, impulso de la casa Secundino Delgado y fomento de la participación ciudadana.