X
el entrenador personal>

El primer paso – Por Juan Diego Díaz Boza*

   

En la aportación de esta semana me gustaría acercarme y empatizar con la población sedentaria. Hay que recordar que el sedentarismo causa en Europa el doble de muertes que la obesidad. Es un problema muy importante a nivel mundial y muy cercano, ya que lo podemos ver en nuestras vidas cotidianas. Yo lo llamo problema “sigiloso”. Sí, porque llega tan lentamente que cuando te das cuenta estas dentro de él y con el pack de todos los problemas que arrastra consigo. Soy consciente de que la sociedad actual es mucho más comprometida y coherente con la importancia de la salud en nuestras vidas que sociedades anteriores. Me alegra saber que todo va hacia buen camino.

Quiero intentar llegar de una manera cercana a todas esas personas que, por problemas diversos, les une el mismo fin común. Hay que tener consciencia de que somos seres bípedos, con increíbles capacidades físicas y un sinfín de posibles movimientos. Solo tienen que poner en Internet cualquier cosa dentro del mundo del deporte, saltos, vuelos, ejercicios… Sé que esas personas con problemas de sedentarismo, dirán: “¡Bah! Increíble, sí muy bonito, pero eso nunca lo voy hacer ni intentar… ni, ni, ni…”. Claro que no. Esto son simples ejemplos y muestras de todas las posibilidades que tiene el cuerpo humano. Nadie te pide que seas uno de los protagonistas de los vídeos pero sí que no olvides las posibilidades del tuyo.

La recomendación más básica que puedo transmitiros es que andéis. Sí, andar. Ese conjunto de movimientos que realiza el ser humano para desplazarse de un lugar a otro. Hemos nacido entre otras cosas para desplazarnos. El andar es el ritmo de nuestras vidas. ¿No te das cuenta de que el simple hecho de andar genera un conjunto de sucesos en el organismo que hace que todo funcione? Si dejamos ese acto de lado u olvidado, iremos poco a poco fallando por alguna parte de nuestro cuerpo.

Tiene que empezar por la búsqueda de la motivación. Tenemos ya el objetivo claro: andar. No quiero profundizar en series, tiempos, distancias, etc. Anda, siente, disfruta de los paseos e interioriza tus mejoras cada día y busca cualquier cosa que pueda causar en ti una motivación por andar, por andar más, por correr por apuntarte a clases de pilates, de baile, de pádel…como unas zapatillas nuevas, un chándal nuevo, una aplicación que te mida datos, distancias. Busca cosas que te den ese plus de motivación para lanzarte a ello, porque lo demás llegará solo y verás cómo vas a ir notando mejoras.

Mejoras sí, pero en todos los niveles, no solo físico. A nivel mental estaremos más estables, porque como les decía, el acto de andar hace que la sangre fluya, que los nutrientes de órganos y músculos se renueven, beneficia la eliminación de toxinas… Como me gusta decir, andar hace que fluya la vida. Esto tiene que ser continuo, no hay excusas. Es la mayor prioridad de cada uno porque, como bien reza el dicho: “moverse o morir”. Como si cada día fuera el último y dependiera de esa media hora de andar al día.

No puedo dejar de lado a mis amigos los estiramientos, los grandes olvidados del mundo del deporte y con la misma importancia que la media hora de andar al día. El próximo día trataremos la importancia de los estiramientos, cadenas musculares y acortamientos musculares.

*Licenciado CAFD
www.worldtfitness.com