X
ángulo 13 >

Rosacruces

   

Por Juanca Romero Hasmen

Hugo Casas Irigoyen, catalán de origen, es el Gran Maestro de la Orden Rosacruz AMORC, una organización fundada en el siglo XIV y que persigue el desarrollo personal de sus miembros. Hoy en día los rosacruces no son integrantes de ninguna orden secreta aunque indudablemente si goza de gran discreción. La Orden de los Rosacruces está abierta a la sociedad desde la trasparencia y la siempre firme convicción de que el hombre puede encontrarse a sí mismo. Rescatamos de nuestra hemeroteca una entrevista de la que en su día -hace poco más de dos años y medio- solamente publicamos un extracto, y que ahora, mostramos en su totalidad.

-Supongo que estará acostumbrado a que los periodistas le hagamos esta pregunta: ¿qué es exactamente la doctrina Rosacruz?
“La Antigua y Mística Orden de la Rosacruz, más conocida mundialmente por las siglas AMORC, es una fraternidad filosófica, iniciática y tradicional abierta a hombres y mujeres de todas las clases sociales y de todos los credos religiosos, que transmite una espiritualidad no dogmática ni religiosa basada en la libertad de pensamiento y de conciencia. Por lo tanto, la palabra doctrina está bien empleada al hablar de la Orden Rosacruz AMORC siempre que no la orientemos hacia los aspectos dogmáticos de las religiones, puesto que la AMORC nada tiene que ver con la religión ni tampoco con la política”.

¿Podemos fijar los orígenes de la orden?
“Los orígenes tradicionales del movimiento rosacruz se remontan a las Escuelas de Misterios del Antiguo Egipto, allí ya había personas interesadas en conocer los Misterios de la Vida. La palabra misterio ha quedado muy desvirtuada en las últimas décadas por los intereses particulares de personas sin escrúpulos, pero en aquella época ya había también personas que se interesaban por los misterios de la existencia, las leyes naturales y divinas que existen desde el inicio de los tiempos y que el ser humano sigue sin comprender, aunque convive con ellas sin valorarlas en lo más mínimo. Las escuelas de misterios dieron lugar a una Tradición Primordial que se ha transmitido desde Egipto a Grecia, luego a Roma y después, a través de los Templarios y de los alquimistas, hasta llegar al siglo XVII. Entonces, en 1614, aparecen en Alemania tres manifiestos perfectamente fechados que son: la Fama Fraternitatis, la Confessio Fraternitatis y las Bodas Químicas de Christian Rosenkreutz que marcan el origen histórico del movimiento rosacruz que tuvo un gran esplendor en toda Europa, hasta que en 1909 Harvey Spencer Lewis fue iniciado en Toulouse y regresó a América para fundar la AMORC y poner en marcha la actual etapa de la Antigua y Mística Orden de la Rosa-Cruz”.

-Los ciudadanos en general pueden tener la visión, equívoca o no, de que se trata de una orden cerrada u opaca; ¿con cuántos miembros cuenta la Gran Logia Española?
“La Antigua y Mística Orden de la Rosa-Cruz es una asociación de carácter internacional que en ningún caso es secreta, solamente debemos buscar por ejemplo en Internet la palabra AMORC para darnos cuenta de que el secretismo era necesario en la época de las persecuciones por la libertad de pensamiento, actualmente esto no es así y la AMORC es, en todo caso, discreta en cuanto a la afiliación de sus miembros y a sus enseñanzas, reservadas únicamente a los buscadores que lo solicitan. En la actualidad la cifra de miembros rosacruces de la AMORC en el mundo puede superar los doscientos mil miembros. En España somos mil doscientos”.

-¿Cuando hablamos de Rosacruz no estamos hablando de nada próximo a una religión, verdad?
“Como ya he mencionado antes, nada tiene que ver la AMORC con la religión, puesto que nunca dogmatiza a sus miembros sobre las enseñanzas que transmite, al contrario, desde el inicio de su afiliación les muestra el camino para que se conviertan en auténticos interrogantes vivientes que sean capaces de estudiar, comprender y comprobar las Leyes Naturales y solo entonces creer lo que se explica en las enseñanzas que reciben. El principal lema de la AMORC es: La mayor tolerancia dentro de la más estricta independencia”.

-Si atendemos a la definición estricta de esoterismo, ¿la Orden de la Rosacruz es una entidad esotérica?
“Por supuesto. Por definición el esoterismo define el Conocimiento de los Misterios, es decir de las Leyes Naturales tal y como se manifiestan en el Universo, en la Naturaleza y en el propio Ser Humano, bien diferente del exoterismo que concierne a las creencias y dogmas que las religiones inculcan a las masas. El esoterismo se vincula a la gnosis que los iniciados de todos los tiempos han transmitido de forma ininterrumpida. Uno de los principios fundamentales de la AMORC habla del respeto a uno mismo, el respeto a los demás y el respeto al medio en el que el hombre habita, nuestra Madre Tierra”.

-Permítame que haga un alto en la simbología. ¿qué representa exactamente la Rosa y la Cruz?, ¿No es la cruz un símbolo que se relaciona con el cristianismo?
“Contrariamente a lo que muchas personas piensan, la cruz ya existía siglos antes de la era cristiana, por ejemplo en Egipto, Israel y la India. La cruz aparece como símbolo oficial del cristianismo en el siglo IV, sustituyendo al que hasta entonces lo fue, el pez denominado Ichtus. La Rosa-Cruz no tiene absolutamente ninguna connotación religiosa. La cruz representa el cuerpo físico del hombre y la rosa la plenitud de su alma que evoluciona a la búsqueda de la Paz Profunda. En su conjunto, la Rosa-Cruz manifiesta la dualidad del ser humano y el proceso de su evolución espiritual”.

-¿Qué requisitos o cualidades deben tener los hombres y mujeres que deseen pertenecer a la Orden de los Rosacruces?
“Permítame recordar la definición indicada en la primera pregunta: la Antigua y Mística Orden de la Rosacruz, más conocida mundialmente por las siglas AMORC, es una fraternidad filosófica, iniciática y tradicional abierta a hombres y mujeres de todas las clases sociales y de todos los credos religiosos, que transmite una espiritualidad no dogmática ni religiosa basada en la libertad de pensamiento y de conciencia. No hay requisitos más que el querer evolucionar y comprometerse consigo mismo a emprender un camino místico. Cuando un buscador envía a la Gran Logia Española de la AMORC una solicitud de afiliación como la que puede encontrarse en la web de la asociación: www.amorc.es, lo normal es que el delegado de la zona se ponga en contacto con el candidato para realizar una entrevista en el Organismo Afiliado más próximo al domicilio del candidato, siempre que esto sea posible y no existan limitaciones geográficas o de otro tipo que lo impidan”.

-¿A qué preguntas pueden dar respuesta los Rosacruces?
“La realidad es que la sociedad actual sigue adoleciendo de los mismos problemas y defectos que ya existían siglos atrás. Concretamente en el siglo XVII la Fama Fraternitastis, el primer manifiesto rosacruz, ya explicaba a los círculos de poder que había algo que no funcionaba y que los adelantos técnicos no habían conseguido que la sociedad encontrara lo que necesitaba. A grandes rasgos, cambiando los adelantos técnicos por los adelantos tecnológicos de hoy en día, la realidad sigue siendo la misma y por lo tanto la validez de los planteamientos de aquella época también son útiles en la actualidad. En cualquier época, y de forma más o menos consciente, todo ser humano busca una respuesta a las cuestiones trascendentales e intenta desarrollarse en el mundo y en la sociedad que le ha tocado vivir de la mejor manera posible. Es para ayudarle en esta búsqueda interior y en su desarrollo espiritual que la Orden Rosacruz AMORC pone a disposición de todos los que lo deseen, una vía espiritual no dogmática, basada en la libertad de pensamiento y de conciencia, que promulga el estudio de las Leyes Espirituales y Universales que se manifiestan tanto en la naturaleza como en el propio hombre. Por medio del estudio y comprensión de estas leyes, el hombre está mejor capacitado para trabajar con ellas de forma armoniosa y conducir su vida de una manera más acorde a sus expectativas. Así el Rosacrucismo más que aportar respuestas categóricas a las grandes preguntas de la existencia, pretende en primer lugar inducir una reflexión personal y profunda en cada rosacruz y aportarle las herramientas místicas necesarias para que cada miembro de la Orden las trabaje y pueda ir construyendo progresivamente su propia filosofía de vida. Esta forma de proceder cultiva un espíritu tolerante e independiente en la elección de sus propias opciones filosóficas. La Orden Rosacruz AMORC se posiciona así como la abanderada de una espiritualidad mística, abierta y libre, y de un humanismo fraternal, comprensivo y solidario”.

-¿Con qué ojos mira la sociedad española a los Rosacruces; con desconocimiento, recelo, curiosidad…?
“Por todo lo explicado en la pregunta anterior, cada vez con mayor interés. La madurez de la sociedad española ha eliminado las barreras de desconocimiento del pasado y la cultura ha dejado el camino limpio para que la libertad de pensamiento y de conciencia, al igual que el resto de libertades, puedan estar presentes entre nosotros. En este sentido tenemos que decir que cada vez es mayor el número de personas que se ponen en contacto con nosotros”.

-Agradecerle que haya dispuesto parte de su tiempo para atender esta entrevista para los lectores de DIARIO DE AVISOS.
“Muchas gracias a ustedes por la oportunidad de que la sociedad canaria conozca un poco más de cerca a la Antigua y Mística Orden de la Rosa-Cruz AMORC. Paz Profunda”.