X
SAN MIGUEL >

Se inicia la reconstrucción del entorno de la red de caminos y senderos

   

DIARIO DE AVISOS | San Miguel

El Ayuntamiento de San Miguel de Abona, a través de la Concejalía de Cultura y el área de Patrimonio Histórico, ha estado desarrollando los trabajos de mejora y acondicionamiento de la red de senderos de San Miguel de Abona para su futura homologación. Dentro de las acciones a desarrollar, se encuentra el diseño, la reedición e impresión y reposición de la cartelería, incluyendo las mesas interpretativas, las flechas direccionales, así como la topoguía en cuatro idiomas (español, inglés, alemán y francés), con un coste aproximado de 7.000 euros.

El alcalde, Valentín González, resalta que “lo que se ha tratado de hacer es una reconstrucción histórico-social del entorno a la red de caminos y senderos del municipio, desde la perspectiva del análisis territorial, entendido como el estudio y reconstrucción de los hechos ocurridos en el pasado producidos por la interactuación del comportamiento humano y los factores naturales, que dejan su huella en un espacio físico, y así poder plasmar toda esta información en los diferentes paneles que ya han sido colocados y en la topoguía”.

Destacar que San Miguel de Abona es uno de los municipios que con el paso de los años se ha preocupado en la conservación y cuidado de los caminos reales o de travesía que componen parte de las vías de comunicaciones de este municipio. Haciendo referencia a los mismos se pueden destacar los ya conservados y puestos en uso, como son el que une San Miguel (casco) con La Centinela, pasando por el de La Fuente de Tamaide y La Hoya, el que va desde la Parroquia Matriz San Miguel Arcángel a Granadilla de Abona, el de El Roque al Monte Cho-Pancho (La Silleta) o el que va desde San Miguel casco hasta Aldea Blanca (camino Las Lajas).

Como apunte histórico, recordar que los caminos que unen San Miguel casco con otros núcleos poblacionales cumplieron una función fundamental en las comunicaciones terrestres del municipio, sobre todo, en los siglos XIX y XX. La dispersión evidente en el paisaje de los lugares habitados en San Miguel hacía necesaria la existencia de estas vías para el correcto desarrollo de las actividades económicas, sociales y administrativas del municipio. A partir de la segunda década del siglo XIX, el Ayuntamiento inicia la comunicación con los municipios colindantes.