X
santa Cruz>

Tavío exige a CC que pida perdón a las familias de La Candelaria

   
Tavío afirma que las viviendas de La Candelaria tendrían que haberse rehabilitado hace seis años. | DA

Tavío afirma que las viviendas de La Candelaria tendrían que haberse rehabilitado hace seis años. | DA

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

La portavoz del grupo popular en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Cristina Tavío, exigió ayer al alcalde del municipio, José Manuel Bermúdez, “que deje de jugar con sus ilusiones, y que al igual que su jefe de filas, Fernando Clavijo, pida perdón” a las 115 familias del barriada Nuestra Señora de Candelaria, “por engañarles con promesas de reparación de unas viviendas que debió rehabilitar hace seis años”.

El Ayuntamiento de Santa Cruz anunció esta semana que iba a satisfacer la histórica reivindicación de una vivienda digna de la barriada de La Candelaria. Se efectuó una presentación a los vecinos con unas infografías que muestran un moderno edificio y el nuevo entorno.

Cristina Tavío manifestó al respecto que “todo indica que el alcalde Bermúdez va a dedicar los poco más de 80 días que le quedan a ir barrio por barrio reuniendo a los vecinos y mostrando maquetas e infografías de obras faraónicas que bien pudo haber hecho durante cuatro años de mandato y no hizo”.

Estas obras son resultado de los diferentes Planes de Vivienda que el Ministerio de Fomento y el Gobierno de Canarias han venido firmando desde 2005 para financiar obras de rehabilitación en edificios y viviendas. El grupo popular apuntó que, diez años después, hay más de 30 núcleos urbanos en toda Canarias, incluidos en estos planes, a los que no se les “ha metido mano”, 11 de ellos en Santa Cruz de Tenerife. En concreto, para las 115 viviendas de La Candelaria, Fomento anticipó más de un millón de euros en 2009.

Según apuntaron los populares, la espera se debe a que las obras que se derivan de estos planes deben ser costeadas de manera conjunta por el Ministerio y el Gobierno regional. “Hasta ahora el Ministerio ha transferido su parte religiosamente a la Comunidad Autónoma, pero esta ha incumplido sus compromisos, y se han limitado a colocar los carteles anunciadores de las obras y a transferir las cantidades del Ministerio a los ayuntamientos”, sostuvo Tavío.

Para Cristina Tavío está claro que el Gobierno de Canarias “no ha hecho su trabajo”, pues “proclama que ha transferido el dinero desde el Ministerio, colocado su propaganda en forma de carteles de obra, pero no ponen su parte de dinero, por lo que las obras no pueden dar inicio, y el resultado es que nuestros barrios han perdido una inversión pública total cercana a los 30 millones de euros”.

“La irresponsabilidad del Ayuntamiento de Santa Cruz viene por partida doble, pues no ha puesto su parte, y ha sido incapaz de ser la voz de los vecinos de Santa Cruz y exigir al Cabildo y al Gobierno de Canarias, ambos de su mismo partido, Coalición Canaria, que cumpla con la ciudad dando descanso, tranquilidad y trabajo a tantas y tantas familias”, remarcó.

Diez años
Tavío denunció que, en vísperas de una campaña electoral, “el Ayuntamiento tiene el atrevimiento de sentarse ante los mismos vecinos a los que se colocó un cartel de obra hace diez años, a mostrarles un fastuoso edificio futuro que tendrá un coste de 12,5 millones de euros, para el que ahora sí hay dinero”.

El grupo popular en Santa Cruz recordó que ha mantenido decenas de reuniones en este mandato con todos los colectivos afectados por estos convenios, ha cursado múltiples peticiones al Ministerio de Fomento “para reclamar los papeles que aquí nos han negado una y otra vez”, y ha canalizado las quejas ciudadanas ante el Diputado del Común y la Defensora del Pueblo, “solicitando el amparo ante la desesperación de los vecinos”.

“Al final -reflexionó Tavío-, hemos sacado a la luz una historia de mentiras, incompetencia y burla hacia los ciudadanos”. “De estos 4 años de lucha, me quedo con la paciencia de todos esos vecinos que nos han abierto las puertas de sus hogares y confesado su desesperación”, enfatizó.