X
sucesos>

Veintitrés muertos en un accidente de avión en la capital de Taiwán

   
El avión voló sobre una autopista, casi rozándola, antes de caer al río. | EP

El avión voló sobre una autopista, casi rozándola, antes de caer al río. | EP

EUROPA PRESS | Madrid

Al menos 23 personas han muerto por el accidente de avión registrado a primera hora de este miércoles en la capital de Taiwán, Taipei, según un nuevo balance de víctimas confirmado por las autoridades locales.

En el avión, un ATR-72 -un avión comercial propulsado por dos motores turbohélice-, viajaban un total de 58 pasajeros, de los cuales 27 han sido rescatados, informa la agencia oficial CNA. Quedaría por tanto aclarar el paradero de 29 personas, parte de las cuales habrían quedado atrapadas en la parte delantera de la aeronave.

Otras “estaban bajando a la deriva por el río Keelung y nadie sabe si siguen vivos”, ha advertido Wu, citado por la agencia oficial de noticias CNA. Los equipos de búsqueda han localizado enseres personales de los pasajeros a un kilómetro del lugar del accidente.

En su caída, el avión ha rozado un puente y ha golpeado con una de sus alas a un taxi que circulaba en ese momento por la zona. El conductor y la pasajera del vehículo se encuentran heridos pero estables tras ser hospitalizados.

La Administración de Aviación Civil ha asegurado que el avión tenía menos de un año de antigüedad y que había superado las pruebas de seguridad el 26 de enero, sin dar detalles acerca de lo que pudiera haber causado el accidente.

 

CAJAS NEGRAS
Uno de los pilotos del avión de Transasia alertó a la torre de control antes de que la aeronave se desplomase sobre el río Keelung, según las grabaciones de la torre de control. La Administración de Aeronáutica Civil de Taiwán ha informado de que el piloto dijo “mayday” hasta en tres ocasiones en torno a las 10.54 (hora local), poco después de que el avión despegase del aeropuerto de Songshan.

Los equipos de búsqueda que trabajan en la zona del avión han recuperado las dos cajas negras, que ahora deberán ser analizadas para determinar la causa del siniestro. Las autoridades no han apuntado ninguna hipótesis como posible causa del accidente.

Un modelo similar de la misma compañía se estrelló en julio del año pasado cuando intentaba aterrizar en las islas de Penghu. Murieron 48 de los 58 pasajeros y tripulantes que viajaban a bordo, aunque el accidente más mortífero registrado en la zona de la isla este siglo se produjo en 2002, cuando la desintegración de un Boeing 747 de China Airlines dejó 225 fallecidos.