X
EDUCACIÓN >

La ULL publica una media de casi 4 artículos al día en revistas científicas

   
La producción científica de la universidad lagunera ha crecido de forma notable los últimos años. / DA

La producción científica de la universidad lagunera ha crecido de forma notable los últimos años. / DA

JOSÉ LUIS CÁMARA | Santa Cruz de Tenerife

A pesar de que ha recibido algunas críticas y aparece a la cola del Estado en varios de los numerosos rankings que se elaboran periódicamente, lo cierto es que la producción científica de la Universidad de La Laguna (ULL) es más que notable y ha progresado mucho en los últimos años. De hecho, según datos aportados por el Vicerrectorado de Investigación e Internacionalización de la institución académica, el curso pasado los investigadores laguneros publicaron un total de 1.340 artículos en revistas científicas (una media de casi 4 al día), de los que el 30% (400) fueron en publicaciones “de impacto”.

Entre los departamentos más activos, sin duda el de Astrofísica fue el que logró publicar más trabajos, un total de 383, una cifra muy superior a la producción llevada a cabo por los investigadores de Física (80), Química (64) y Biología Animal, Edafología y Geografía (51). En total, hasta 39 departamentos tuvieron actividad investigadora, bien a través de los citados artículos, elaborando capítulos de publicaciones (282), mediante libros (83), participando activamente en congresos (1.511) o a través de patentes.

En esta línea, precisamente, se otorgaron hasta 11 patentes a los distintos equipos de investigación de la ULL, entre las que destacaron un dispositivo universal para la dispensación de bebidas; un sistema que permite la aplicación de efectos visuales en objetos o sujetos estáticos o en movimiento en tiempo real sin necesidad de marcas; el desarrollo de antiparasitarios, antisépticos y productos fitosanitarios a partir extractos de plantas; o un sistema de comunicaciones seguras en una red ad-hoc vehicular espontánea y autogestionada, entre otros.

Esta amplia producción investigadora tuvo su reflejo en uno de los más destacados rankings de investigación de las universidades públicas españolas, el que elabora la Universidad de Granada. En él, con datos recogidos en 2013 de los 48 centros académicos que refirieron actividad científica, la ULL aparece en el puesto 17 en cuanto a producción de artículos en revistas indexadas e incluidas en el Journal Citation Reports (JCR), el registro de referencia de las publicaciones científicas; en el puesto 18 en tramos de investigación, que se calculan a través del número de trabajos de investigación realizados por los profesores funcionarios de cada universidad, utilizando los datos del último informe de la Comisión Nacional de Evaluación de la Actividad Investigadora; en el puesto 33 en lo que se refiere a proyectos I+D; y en el puesto 25 en cuanto al número de tesis doctorales presentadas.

Plan estratégico

Esta clasificación, que se debe analizar con las lógicas reservas -como el resto de rankings y listas que se publican-, sí deja claro que la ULL progresa adecuadamente en materia investigadora, y según sus responsables debe “ir a más” una vez aprobado el Plan Estratégico de Investigación, cuyo principal objetivo pasa por desarrollar una investigación transnacional cooperativa de excelencia y orientada a la aplicación de avances científicos.
En dicho plan se plantea el propósito de exigir a los miembros de los distintos departamentos una producción científica mínima anual. Y es que, desde el Rectorado lagunero confían en que el plan pueda situar a la ULL como un centro líder en investigación e innovación científica y tecnológica a nivel nacional e internacional, a través de la realización de una actividad multidisciplinar cooperativa de calidad y de vanguardia. Por ello, entre sus propósitos figura la mejora de la actividad en materia de innovación, incluyendo su gestión, la capacitación de su personal y la producción científica. También se quiere proyectar la actividad investigadora en el entorno y las áreas prioritarias de ámbito regional, nacional e internacional. El plan está organizado en cuatro ejes estratégicos: organización y gestión, personas, entorno, infraestructuras e innovación y resultados.

La formación del personal investigador, internacionalización de la investigación y la excelencia son otros objetivos de este importante documento, que también abunda en un plan de apoyo a la realización de tesis doctorales y en la flexibilización de la gestión de estudios de posgrado asociados a la investigación.

El aval del Nobel, de ‘Science’ o ‘Nature’

El Ranking de Shanghai ordena desde hace años a las universidades de todo el mundo en función de su calidad investigadora. Los niveles de exigencia de esta clasificación son tan altos que solo una docena de los centros de educación superior españoles logran colarse en la lista, y no es el caso de la Universidad de La Laguna (ULL) ni el de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (Ulpgc). Sin embargo, varios de los rankings que se elaboran en nuestro país, como el que realiza la Universidad de Granada, emplea los mismos criterios de excelencia para ordenar a los centros públicos, y en ese listado la ULL se situaría en el puesto 15, a solo tres de las instituciones españolas que incluye Shanghai.

Y es que, frente a criterios como el número de tesis leídas o la cifra de patentes, la clasificación de Shanghai analiza seis indicadores que muestran la excelencia: el número de graduados en posesión de un premio Nobel o de la medalla Fields; la cifra de académicos con alguno de estos dos galardones; la cifra de autores altamente citados según Thomson Reuters; la cifra de artículos en las revistas Science y Nature; el número de artículos citados o indexados por alguna de estas publicaciones y el número de profesores a tiempo completo. La universidad tinerfeña, contabilizados los últimos dos cursos, puntuaría en tres de los seis criterios, lo que la sigue situando entre las mejores instituciones públicas del país.