X
superconfidencial >

1979-1989 – Por Andrés Chaves

   

1. Tras el accidente de un DC-10, a los 23 segundos de despegar del aeropuerto de Chicago, vuelo 191 de American Airlines, en ruta desde el aeropuerto local de O’Hare a Los Ángeles, la compañía fabricante, MacDonnell/Douglas, convocó en Long Beach, California, a una serie de periodistas de todo el mundo para explicarles por qué se desprendió un motor del aparato en el momento del despegue. Era el año 1979. En aquel accidente fallecieron 271 ocupantes del avión, más dos personas en tierra. Yo estaba entre aquel grupo de periodistas convocados por MacDonnell/Douglas. La pieza del motor que provocó el accidente se quebró por un fallo en el mantenimiento. La compañía no siguió los procedimientos correctos para aflojar el bulón que sostiene los motores, a la hora de sacarlos del avión para revisarlos, sino que en vez de aflojarlos primero para depositar la carcasa sobre la grúa, empujaba con la grúa la misma y provocaba, a la larga, la fractura del enorme tornillo.

2. En esa visita a la fábrica, absorbida luego por Boeing, aprendí que los accidentes aéreos no ocurren por una causa concreta, sino por varias en cadena. El otro accidente de un DC-10 en Sioux City (Iowa), se produjo al desprenderse una pieza rotatoria del motor central, también por fatiga del material, y afectar a los tres sistemas hidráulicos del aparato de United. El comandante logró aterrizar en el mencionado aeropuerto, cuando viajaba desde Denver a Filadelfia. Murieron 110 personas de los 285 ocupantes del aparato, entre ellos un miembro de la tripulación. Los pilotos fueron condecorados. Ocurrió esta vez en 1989.

3. La aviación sigue siendo la forma de viajar más segura. Las causas del accidente del miércoles sobre los Alpes franceses se conocerán en pocos días, en cuanto se analicen las dos cajas negras del A 320 de Germanwings. No se descarta nada, pero es muy raro que una tripulación cuyo avión se haya precipitado al suelo, en caída libre, durante ocho minutos, no emitiera ni un solo may day. Repito, muy raro.