X
SANTA CRUZ >

El 26% de los hogares de Santa Cruz sufre “extrema desigualdad social”

   
Evitar imágenes como ésta es uno de los fines que persigue el Plan de Prevención Social del IMAS. / FRAN PALLERO

Evitar imágenes como ésta es uno de los fines que persigue el Plan de Prevención Social del IMAS. / FRAN PALLERO

NATALIA TORRES | Santa Cruz de Tenerife

El 26% de los hogares de Santa Cruz de Tenerife se encontraría en situación de pobreza relativa, entendida ésta como la condición más extrema de la desigualdad social, o lo que es lo mismo, cuando no se tiene el nivel de ingresos necesarios para satisfacer todas o parte de las necesidades básicas. Este dato se extrae del último diagnóstico municipal sobre la situación económica de los chicharreros y que se recoge en el I Plan Municipal de Prevención Social y Desarrollo Comunitario, cuyo objetivo es analizar la situación real frente a la percepción de los vecinos para, a continuación, intervenir y poner los medios necesarios para reducir el número de personas en riesgo de exclusión social.

Este documento fue aprobado en el último Consejo Rector del Instituto Municipal de Atención Social (IMAS) con el objetivo de ser llevado al Pleno para su aprobación definitiva. El análisis realizado abarca aspectos económicos, laborales, de formación, sociosanitarios, residenciales y relacionales, todo ello a través de la encuesta realizada a más de 1.000 hogares chicharreros y otro centenar más de cuestionarios presentados a los colectivos que colaboran con el IMAS.

Los indicadores oficiales para medir la pobreza económica, conocidos por sus siglas en inglés AROPE, permiten comparar distintas áreas, ciudades y países, en términos de pobreza relativa, los mismos que reflejan que en el caso de la capital, son los distritos Suroeste, Ofra-Costa Sur y Anaga los que se sitúan muy por encima de la media, con las mayores tasas de pobreza relativa. A estos les siguen Salud-La Salle, con unos porcentajes similares a la media y por último Centro-Ifara, muy por debajo de la media. En España, los últimos datos sitúan esta tasa de pobreza en el 27%, mientras que en Canarias se eleva hasta el 35%.

Diferencias de ingresos
Santa Cruz, con ese 26%, está por debajo de la media de Canarias en hogares con bajos ingresos, pero, como señala el Plan, existe un fuerte contraste entre los distritos en cuanto al nivel de ingresos. Así, mientras el 29% de los hogares chicharreros en su conjunto ingresa entre 500 y 1.000 euros, en los distritos de Ofra y Suroeste este porcentaje se eleva hasta el 33%. Lo mismo ocurre con las familias que viven con menos de 500 euros, que en el conjunto capitalino representan el 11,25%, una ratio que en el caso de Anaga y el Suroeste, supera el 12%.

Los hogares cuyos ingresos se sitúan entre los 1.000 y los 1.500 euros en Santa Cruz representan el 18%, mientras que sólo el 10% ingresa más de 2.000 euros. Es en este último tramo de ingresos en el que destaca el distrito Centro-Ifara, en el que el porcentaje de hogares que superan los 2.000 euros es del 13%, mientras que los que ingresan más de 5.000 representan el 15%. Solo el 5% del conjunto de hogares de la capital supera ese ingreso. El estudio municipal detalla, en cuanto a los tipos de hogares con mayor riesgo de pobreza, que estos son los compuestos por parejas o padre/madre con hijos y otros familiares, seguidos de los compuestos por mujeres solas menores de 65 años y otros tipos de hogares (varias familias en una misma vivienda) y hogares monoparentales.

Un documento de trabajo para el futuro

N. T. | Santa Cruz de Tenerife

La concejal de Asuntos Sociales de Santa Cruz, la socialista Alicia Álvarez, explica que la elaboración de este Plan, que se ha venido redactando en el último año, “era necesaria porque para planificar las actuaciones primero tenemos que conocer las causas”. Álvarez señaló que, aunque los datos económicos son sin duda determinantes, no son los únicos que llevan a las personas a recurrir a los servicios sociales. “Existen otros factores que se enquistan y que hacen que aparezcan más factores de exclusión y por eso es necesario tener la mayor cantidad de datos posibles”.

Reconocía la edil que el resultado de esta intervención se verá en el largo plazo, “pero antes necesitamos este tipo de instrumentos que nos sirvan para empoderar a la gente y hacer prevención en el día a día”. Álvarez quiso destacar la alta participación social con la que ha contado este documento en el que “hemos puesto de alguna forma lo básico para poder trabajar de manera coordinada y corresponsabilizar de la situación a las personas que se ven inmersas en esta situación de exclusión”. La edil socialista detalló que el estudio realizado por distritos y ámbitos permite contar con una herramienta importante para evitar, “por decirlo de alguna forma, las patologías que llevan a las personas a caer en la exclusión social”.

Como principal instrumento de este plan, que plantea distintos itinerarios de intervención, Álvarez destacó la creación de una comisión técnica de prevención, cuyo objetivo principal será el de “hacer seguimiento a las soluciones que se vayan implementando y el de la inclusión de otras áreas municipales”.