X
arona >

Arona, a la vanguardia en Canarias en separación de residuos

   

Antonio Sosa, durante una visita a los recursos municipales en este ámbito. / DLC

Antonio Sosa, durante una visita a los recursos municipales en este ámbito. / DLC

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

El año 2011 supuso un antes y un después en la política medioambiental del municipio de Arona. El 2 de febrero de ese año finalizaba la anterior contrata y se efectuaban tres nuevas contrataciones de los servicios más importantes (Gestión de residuos y limpieza viaria, Gestión de zonas verdes y Gestión del litoral) que habilitan al Ayuntamiento de unas potentes herramientas administrativas para garantizar unos servicios públicos de calidad, apostando por la tecnificación, hasta el punto de que Arona, en estos momentos, se encuentran a la vanguardia en Canarias en separación de residuos, una política que, además, Europa está imponiendo con el cumplimiento de los objetivos 2020, donde, dentro de cinco años, el reciclado debe alcanzar el 50%.

De 2011 a 2014 se han dado importantes pasos en el buen camino con la obtención de resultados positivos en cuanto a la recogida separada de los residuos. Ahora, el futuro pasa por que las políticas medioambientales se centren en las personas, en que conozcan su responsabilidad respecto de los residuos que generan y, sobre todo, su importancia a la hora del cuidado de nuestro medio ambiente y de la optimización de los recursos.
En este sentido, el concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Arona, Antonio Sosa, explica la importancia de la implicación del ciudadano, ya que la recogida por separado de residuos permite obtener también réditos económicos para los presupuestos públicos “que repercuten, de forma positiva, en los bolsillo de los ciudadanos”. En el caso de los residuos de envases ligeros y cartón, “el Ayuntamiento de Arona obtuvo en 2014 como sobrecoste por la prestación del servicio por estar adherido al convenio marco suscrito entre Ecoembes y el Gobierno de Canarias, un importe de 200.000 euros para beneficio del municipio”. De esta forma, la recogida por separado de residuos genera beneficios para el medio ambiente y también para la economía del municipio y del ciudadano, al que, en palabras de Antonio Sosa, “no se le han subido las tasas en esta materia, porque el Ayuntamiento ha podido mantener un equilibrio presupuestario gracias a estas buenas prácticas”.

10% de residuos de la Isla

Arona es un municipio con ciertas particularidades en relación a la generación de residuos, puesto que la población de derecho, que además ha aumentado desde 2011 a 2014 en un 8%, está compuesta por los residentes y por los turistas. La población fija de Arona ha pasado de 81.752 residentes en enero de 2011 a 88.513 en diciembre de 2014. En cuanto a los turistas alojados, en abril de 2014, pernoctaron en el municipio 131.390 personas, un 16,04% más que en el mismo periodo de 2011. Aproximadamente un 10% de los residuos que se generan en Tenerife corresponden al municipio de Arona.

La gestión de residuos y limpieza viaria se adjudicó, en 2010, a la UTE Arona, formada por las empresas Valoriza S.A. y Hermanos Santiago Cazorla, S.L. El municipio cuenta con 66 vehículos para la gestión de los residuos y la limpieza viaria. Además, Arona posee de dos ecopuntos móviles y es el único municipio de Canarias en disponer de este innovador sistema de recogida selectiva de residuos. Se trata de contenedores que, de lunes a sábado, se desplazan de forma itinerante por el municipio (en localizaciones ya establecidas y conocidas por los ciudadanos) para recoger residuos provenientes del hogar como aceites vegetales, textil y calzado, pequeños aparatos eléctricos y electrónicos, fluorescentes y bombillas de bajo consumo, pilas y baterías, plásticos, latas y bricks, aerosoles vacíos, tintas y tóner de impresora, radiografías, papel y cartón y vidrio.

En los últimos años, la recogida de residuos en masa (mezclada, sin separar en los respectivos contenedores) se ha ido reduciendo, a pesar del aumento de la población y los turistas, sin embargo la recogida selectiva ha ido aumentando. Uno de los apartados en los que mayor éxito se ha obtenido es en la recogida de envases, que se ha ido incrementando de las 407 toneladas en 2011 hasta casi 700 en 2014. En este último año, de dicha cantidad 200 toneladas fueron recogidos en hoteles y 63 toneladas en los contenedores habilitados en las playas del municipio para tal fin.

Por otra parte, los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEEs) no se recogían por separado antes de 2011. Tras el cambio de modelo impulsado por el Ayuntamiento de Arona en los últimos cuatro años, estos aparatos se entregan a gestores autorizados. Además, se ha observado que este tipo de residuo se ha reducido, lo que hace pensar que el ciudadano ha tomado conciencia del valor de su reutilización.

La limpieza de parques infantiles y saludables

La asociación sin ánimo de lucro Apmib (Asociación de padres y madres de personas discapacitadas de Iberia) es la responsable de la limpieza de los 41 parques infantiles y saludables con los que cuenta el municipio de Arona. Además, se realizan desratizaciones y desinsectaciones a cargo de la empresa Máximo Pestano Sanidad Ambiental, S.L. Todo ello como prestaciones accesorias del contrato principal.

Los residuos como recurso

El modelo por el que quiere apostar el Ayuntamiento de Arona se basa en la economía circular, que pretende aportar valor a los residuos y considerarlos como recursos, reinsertándolos en el sistema productivo como materias primas secundarias, mejorando la competitividad de las empresas, no trayendo materias primas de fuera, lo cual supone un gran beneficio para el medio ambiente y a su vez una crea una relación directa entre la reutilización y el reciclaje y la creación de puestos de trabajo. De esta forma, si 10.000 toneladas al año de residuos se derivan a un vertedero, estos generan 10 puestos de trabajo, si se queman en una incineradora, entre 20 y 40, y si se reciclan son 250 trabajadores los que se estarían generando.

Esto implica realizar la planificación impulsando un modelo que apueste por la parte alta de la jerarquía en gestión de residuos: prevención, preparación para la reutilización y reciclaje, alejándonos de modelos industriales con la construcción de gran cantidad de infraestructuras carísimas, sobredimensionadas e innecesaria que anclan la gestión en la parte baja: incineración y eliminación por vertido.

Una vez aportados los recursos tecnológicos y humanos necesarios y establecidas unas herramientas administrativas dinámicas y potentes, tal como ha hecho en estos últimos cuatro años el Ayuntamiento de Arona, el futuro debe ir dirigido a la prevención como estrategia prioritaria, ya que el residuo que mejor se gestiona es el que no se genera, y a la comunicación y sensibilización como herramientas imprescindibles. “Tenemos que orientar a los ciudadanos, para que modifiquen sus hábitos, y así se consiga una mejora del bienestar ambiental y social colectivo, sobre prevenir los residuos, separarlos y gestionarlos correctamente”, declara Antonio Sosa.

En cuanto a la separación de residuos, uno de los retos será la recogida separada de la materia orgánica que supone más del 35% de los residuos que generamos, para su posterior transformación en compost, algo que supondría la generación de puestos de trabajo, evitando importar este producto. El aporte de compost supone un enriquecimiento de los suelos de cultivo frente al uso de fertilizantes químicos con un ahorro de hasta un 30% en consumo de agua para riego.

Más información en www.arona.org