X

Cinco equipos tinerfeños en la prueba del Club Vitoria

   

MARTÍN – TRAVIESO | Santa Cruz de Tenerife

Este sábado, a partir de las 00:00 horas, tomarán la salida los raiders inscritos en la categoría Élite de la quinta edición del Raid Club Victoria Las Palmas de Gran Canaria. De ellos, cinco equipos proceden de la Isla de Tenerife, siendo el grupo más mayoritario los pertenecientes al colectivo Cámbate Las Patas.

El equipo tinerfeño acudirá con un equipo para competir en la categoría élite y otro en categoría urbana, que se diferencia de sus dos hermanas mayores (Aventura y Élite) en que toda su actividad se desarrolla dentro del casco urbano de la ciudad, en que la orientación es sencilla por emplear planos callejeros, y en que las distancias a recorrer son mucho más cortas y asequibles.

En primera línea estarán, los también residentes en Tenerife, Jacky Boisset y Myriam Guillot (Francia), campeones del mundo en raids de aventura en 2011 y 2013, que han visto en este RAID una oportunidad muy interesante para conocer la isla vecina y también como entrenamiento previo a su próximo reto deportivo en China. El resto de raiders son, en su mayoría de Gran Canaria, destacando el dos veces ganador de este raid, el Arista Pro-Team. También se desplaza a tierras canarias un equipo del norte peninsular y otro desde Finlandia, lo que da cierto toque internacional al evento. Las espadas están en alto. El sábado a las 17:00 horas se parará el cronómetro y conoceremos a los vencedores de esta aventura de diecisiete horas non-stop. Un raid es una competición multidisciplinar destinada a probar la capacidad de orientación, resistencia y supervivencia de los equipos en completa autonomía. Los participantes deben completar el recorrido establecido, en el menor tiempo posible, superando las dificultades naturales que encuentren a su paso, utilizando exclusivamente sus propias fuerzas, sin recibir ayuda externa ni valerse de medios motorizados. Sólo se permite el desplazamiento a pie, bici, kayak, patines, cuerdas y aquellos otros que estime la organización. El recorrido ha de ser desconocido de antemano y se organiza en etapas, secciones, pruebas especiales y puntos de control de paso obligado.