X
Tenerife>

Comienza la colocación del arco del puente colgante de Erques

   
La grúa de mayor dimensión es capaz de levantar 600 toneladas de peso y ha sido traída expresamente para esta operación. | GERARD ZENOU

La grúa de mayor dimensión es capaz de levantar 600 toneladas de peso y ha sido traída expresamente para esta operación. | GERARD ZENOU

DIARIO DE AVISOS | Guía de Isora

La colocación del primer arco del puente colgante de Erques, entre Guía de Isora y Adeje, de 120 toneladas de peso, comenzó en la mañana de ayer con la utilización de una espectacular grúa, de las que hay muy pocas en España. El consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial del Gobierno de Canarias, Domingo Berriel, y el presidente del Cabildo insular, Carlos Alonso, así como el consejero de Carreteras, José Luis Delgado, asistieron a esta espectacular obra de ingeniería, que es uno de los pasos necesarios para la culminación del proyecto del cierre del anillo insular de Tenerife.

El viaducto de Erques es una estructura singular cuyo tablero suspendido permitirá salvar el barranco del mismo nombre, dentro del proyecto del anillo insular de Tenerife. Para la colocación de este primer arco ha sido trasladada hasta la Isla una grúa capaz de levantar 600 toneladas de peso, así como técnicos especializados en Ingeniería de alto nivel.

La estructura del nuevo viaducto será mixta, de hormigón y acero. Una de sus principales características radica en el material empleado para rellenar el interior de los tubos del arco; se trata de hormigón expansivo para relleno de tubos de acero sin conectores interiores en puentes mixtos. Es un compuesto con una resistencia a compresión de 500 kilos, que además de ser autocompactable consigue una expansividad controlada del orden del 6 por 10.000, característica que permite prescindir de pernos conectadores.

Es la primera vez que se va a utilizar en todo el Estado este tipo de hormigón, en cuya dosificación y estudio ha participado el Laboratorio de Obras Públicas del Gobierno de Canarias.

La operación, que culminará hoy, consiste en el izado y comprobación de la curvatura de uno de los dos arcos, el derecho concretamente, y para ello ha sido necesaria la intervención de cuatro grúas especializadas. Tres de ellas realizaron el izado del arco que está situado en horizontal sobre unos apoyos de hormigón. Una vez colocado en posición vertical, la grúa de mayor dimensión será la encargada de transportar el arco hasta el barranco y encajarlo.