X
santa cruz>

Costas mantiene el plazo para alegar y no aclara el error en Las Teresitas

   
Estado actual del edificio conocido como el mamotreto, a la entrada de la playa de Las Teresitas. | S. M.

Estado actual del edificio conocido como el mamotreto, a la entrada de la playa de Las Teresitas. | S. M.

N. TORRES | Santa Cruz de Tenerife

La Dirección General de Costas informó el pasado viernes al Ayuntamiento de que no ampliará el plazo de alegaciones a la propuesta del nuevo deslinde del dominio público marítimo-terrestre en la playa de Las Teresitas, tal y como había solicitado el Consistorio tras conocerse que esa propuesta reconocía un posible error en la delimitación del dominio público en el momento en el que se construyó el edifico de aparcamientos que se alza a la entrada de la playa y se conoce como mamotreto. Desde la Gerencia Municipal de Urbanismo se exigió a Costas que informara detalladamente sobre ese aparente error que puede afectar de manera directa a la sentencia que pesa sobre el citado inmueble y que obliga a su demolición precisamente por invadir el dominio público marítimo-terrestre. También pidió que ampliara el plazo de alegaciones para poder estudiar en profundidad la respuesta que diera la administración estatal.

Sin embargo, tal y como confirmó ayer el edil de Urbanismo, José Ángel Martín, Costas no sólo no ampliará el plazo de alegaciones (se cierra el próximo 26 de marzo), sino que tampoco va a emitir informe alguno sobre el supuesto error y se ha limitado a enviar a la Gerencia los planos correspondientes a los deslindes en 1961 y 2009 para que sean los técnicos municipales los que, una vez recibidos los mapas, estudien al detalle el cambio que se va a producir en ese punto concreto de la costa chicharrera.

Informe preceptivo
De esta forma, el tiempo sigue corriendo para que el Ayuntamiento, además de las alegaciones, proceda a emitir el informe preceptivo que exige la ley para establecer un nuevo deslinde, un informe, que avanzó Martín, “no va a ser favorable al cambio de deslinde”. El edil aseguró que su postura frente al mamotreto sigue siendo la misma, su derribo, pero que sigue a la espera de lo que dictamine el juzgado con respecto a la aclaración que se le ha solicitado.

Fue la propia Gerencia la que se percató de que Costas calificaba como “error”, al menos así se recoge en un informe firmado por un técnico de la administración estatal, la colocación de uno de los vértices del deslinde fijado en 2009, que debía ser coincidente con el de 1961 en ese punto, delimitación que anuló el Tribunal Supremo por caducar el expediente. Al parecer el supuesto error consistió en desplazar hasta el interior de lo que entonces era el campo de fútbol el deslinde, espacio sobre el que se construyó el edificio de aparcamientos de la playa.

Mientras se aclara esta situación, ya hay voces como la de la Plataforma por el derribo del mamotreto que señalan que no se trata de ningún error, sino de un nuevo proceso de deslinde que en nada afecta a lo anterior.