X
lucha canaria >

Los equipos herreños del Concepcion y el Martín Marino desaparecerán

   
lucha canaria El Hierro

La base de la lucha canaria en El Hierro corre peligro. | DA

JUAN J. GUTIÉRREZ | Santa Cruz

Los dos clubes de lucha de El Hierro, el Martín Marino y el Concepción, decidieron ayer disolver ambos equipos y sus directivas, paralizar todas las competiciones en la Isla, además de no permitir ni autorizar que ningún luchador de esos equipos a representar a El Hierro en los Torneos Regionales Pancho Camurria de juveniles y Alfredo Martín de cadetes, e instar al Cabildo herreño a que no participe en los Juegos Escolares del Gobierno de Canarias, Torneo Faro de Maspalomas, de categoría infantil. Unas medidas drásticas ante el “agravio y el atropello que sufre la lucha canaria en El Hierro”.

Los equipos procederán a cumplir los compromisos adquiridos con los luchadores, con los proveedores, agencias de viaje y demás gastos así como la justificación de subvenciones que se han recibido para este año, y una vez realizados, se darán de baja del Registro de la Dirección General de Deportes (DGD) y las directivas dimitirán en bloque.

Tras más de diez años trabajando para reactivar la lucha en la isla, tras el vacío generado por la desaparición del Productos de El Hierro, estos últimos años han recibido múltiples trabas. Afirman que en el reglamento de la Federación Regional está el “amparo” para que no desaparezca la lucha en El Hierro y que ésta debe apoyar a aquellos equipos que no tienen competición y buscar una solución. Recuerdan a la Canaria, que cuando se toma una decisión hay que medir sus consecuencias, en alusión a la sanción de dos años al Ramón Méndez y la inhabilitación de sus directivos, “lo que ha conllevado la desaparición del tercer equipo que había reactivado la lucha y la afición en la Isla”.

Martín Marino y Concepción, solicitan que les de competición y la posibilidad de sacar los proyectos adelante, y no ven factible esperar a que comience la Liga Gobierno Regional de Tercera Categoría. Insisten en que es la Federación Canaria la que debe velar y ayudar a todos los equipos para que estén al día de sus obligaciones con la DGD, un paso más importante que hablar de apuestas o echar la culpa a la Dirección General de Deportes (DGD) ante su lentitud administrativa.

“Los dos clubes insisten en haber cumplido con sus obligaciones” y entienden la imposibilidad sobrevenida, una vez comenzada la temporada, del cambio de la orden del Gobierno de Canarias que implica el adelanto del pago de los pasajes del transporte a la agencia a la espera de subvención, así como los problemas burocráticos que tienen varios clubes para regularizar la situación administrativa.