X
sobre el volcán >

Un paso valiente y generoso – Por David Sanz

   

Guadalupe González Taño ha dado un paso valiente y generoso. Aspirar a la alcaldía de Santa Cruz de La Palma, que hasta el martes era una de las grandes incógnitas electorales en la Isla Bonita, no es ninguna golosina para un político. Al contrario, es una garantía para teñirte el pelo de blanco y elevar el consumo de analgésicos durante el breve período de cuatro años. Y generoso, porque el paso arriesgado que ha dado pone las cosas más fácil internamente a Coalición Canaria en La Palma para la configuración de otras candidaturas, como las del Cabildo y el Parlamento de Canarias. En esta operación, sin duda, ha estado presente la mano de Antonio Castro Cordobez, que ha sabido orientar este partido, incluso en este último tiempo en el que está fuera de los órganos de dirección, manteniendo un equilibrio difícil, que alguna vez ha atravesado momentos críticos pero nunca ha llegado a quebrarse. González Taño llega por primera vez a la arena municipal, en una carrera política que se puede interpretar al contrario de lo que sucede en la mayoría de los casos, donde los ayuntamientos suelen ser la plataforma de despegue para luego proseguir en administraciones insulares y autonómicas. En su caso, arrancó por puestos ejecutivos en el Gobierno de Canarias, hasta que irrumpió en el Cabildo como número dos de José Luis Perestelo, que le dio el relevo y, curiosamente, ahora se puede dar el caso de que sea ella quien le dé la alternativa para que vuelva como candidato a la Corporación insular. Ganó las elecciones, pero la política de pactos y creo que una errática gestión del acuerdo con los socialistas, la dejó fuera del Gobierno a mitad del mandato por la moción de censura. Y ahora pasará a la política municipal. No llega a un terreno baldío para los nacionalistas. Su predecesor, Juan Ramón Felipe, logró situar a CC en las máximas cotas de representación y de poder que había conseguido hasta entonces esta formación en la capital palmera, donde había jugado tradicionalmente un papel de actor secundario.

Aunque, internamente, otro grave error de CC, nunca dio la sensación de que se lo reconocieran suficientemente. González Taño hizo su puesta de largo como candidata con un discurso un tanto apocalíptico sobre la situación de Santa Cruz de La Palma. Es verdad que los problemas que apuntó son reales, pero tampoco creo que viva uno de sus momentos más críticos desde que llegó la democracia, entre otras cosas, porque el estado en que se encuentra es fruto de un largo proceso de desaciertos, que sumado a la crisis global hacen muy compleja su gestión. Además de un olvido de la capital palmera, en muchas ocasiones, por parte de las administraciones supramunicipales, como el Cabildo y el Gobierno de Canarias, algo que sus contrincantes le cuestionarán dada su trayectoria política.