X
CARRERAS DE MONTAÑA >

Los pichones vuelan alto

   

MARTÍN-TRAVIESO | Santa Cruz de Tenerife

El fin social de Pichón Trail Project traspasa fronteras. Este equipo deportivo de corredores de montaña aficionados, que a su vez forma parte de una asociación que trabaja para dar a conocer los efectos de la esclerosis múltiple, cuenta con ya con un equipo hermanado en Líbano que luce el mismo logo en su pecho y comparte la misma filosofía.

Esta bonita historia que une deporte y solidaridad surge del vínculo de amistad que tienen un componente del equipo, Diony Álvarez, y Ali Ghaddar, un libanés que estudió en Granada. Ali practica trail running en su país junto a su hermano y un grupo de amigos. A través de Facebook, Diony le narró las andanzas de los pichones. A Ali le encantó la idea y el proyecto, por lo que no dudó en exportarlo para adaptarlo al equipo al que ya pertenecía, el Bento running club, quienes ahora comparten el escudo de Pichón Trail Project, aunque con la diferencia de que ellos lucen con orgullo su símbolo nacional: el cedro. Pero esta historia no acaba aquí. Ali trabaja en la Universidad Internacional del Líbano (Lebanese International University). Allí también difundió el lema que une a los pichones tinerfeños y libaneses (Corremos x la esclerosis múltiple) y la idea captó la atención del responsable de la parcela deportiva, Ahmad Zahabi.

Ahmad también quiso aportar su granito de arena y tomó la determinación de que el equipo de la universidad, el Liu Eagles, que cuenta con múltiples modalidades deportivas, llevara en sus camisetas de atletismo el logo y el lema del pichón, que ahora más que nunca, vuela muy alto.

El pasado domingo fue un día grande para los componentes de Liu Eagles y Bento running club. Estrenaron sus equipaciones en la tercera edición de la Naqoura Race. Naqoura es una pequeña ciudad en el sur de Líbano, sede de las Fuerzas Interinas de Naciones Unidas (UNIFIL) desde 1978. La prueba, de 10 kilómetros de recorrido, contó con la presencia de numerosos soldados y cascos azules. Precisamente fue un militar el ganador de la prueba, al correr los 10.000 metros en un tiempo de 32 minutos. No obstante, el primer clasificado de los civiles fue un componente del Liu Eagles, quien realizó el recorrido en 39 minutos.

Dentro de poco, Bento RC podrá distinguirse con una gran pancarta que les mandan sus amigos tinerfeños, en la que será muy visible el logro del grupo, que se leerá en inglés y en árabe, y que, cómo no, también tendrá el logo del pichón con el majestuoso cedro como fondo.

Esta bendita locura, como les gusta decir a los corredores de Pichón Trail Project, una idea que surge por la inquietud de unir deporte con solidaridad, ya tiene a un equipo hermano en una tierra tan lejana, pero al mismo tiempo tan cercana. “Han sido varios meses desde el primer contacto que tuvimos y muchas cosas que hemos hablado, pero al final se ha hecho realidad”, comenta satisfecho Diony.

Pero la historia de estos amantes del running no solo ha tenido calado en Oriente Próximo. Por supuesto que en Tenerife han aparecido otros pichones filiales. El equipo de fútbol Ni más ni menos, de La Orotava, también se unió al movimiento, al igual que el Club Natación Océano, de Puerto de la Cruz; el Club Balonmano Realejos, de Los Realejos; el Básquet Inca, de Palma de Mallorca; y la Sociedad Cultural y Deportiva Liceo Taoro, de La Orotava. Los pichones también están en internet (pichontrailproject.wordpress.com) y en las redes sociales (Facebook).