X
futuro plural>

Un poco de luz – Por Pedro Fernández Arcila*

   

Tras varios años reclamando los concejales de Sí se puede un estudio sobre las potencialidades del municipio en materia de energías renovables, el Ayuntamiento presentó recientemente un riguroso trabajo que se le había encargado a una empresa canaria especializada en la materia. Las conclusiones de este estudio arrojan datos muy interesantes sobre las expectativas de nuestro municipio en la generación de energía mediante fuentes limpias y renovables, la reducción del CO2 y la creación de nuevas e importantes fuentes de empleo.

Las energías renovables podrían generar en nuestro municipio más del 30% del consumo energético (consumos derivados de los combustibles del transporte público y privado más los consumos eléctricos) que en la actualidad se obtiene a través de combustibles fósiles y alcanzaríamos un porcentaje muy superior si nos referimos exclusivamente al consumo eléctrico. Se crearían cerca de 4.500 empleos (aproximadamente 4.258 empleos durante la fase operativa y 100 empleos de manera permanente), además de la oportunidad que supone el posicionamiento de empresas y trabajadores en un negocio futuro y lograríamos eliminar 386.636 toneladas eq/año que actualmente generamos de CO2, reduciendo de manera importante nuestra perniciosa contribución a la mayor herida ambiental que desangra a nuestro planeta: el cambio climático. Todo esto sin contar con los beneficios indirectos económicos y sociales de situar a Santa Cruz como un modelo de ciudad sostenible y de liderar un proyecto de futuro para nuestro archipiélago.

Es una lástima que durante cuatro años Bermúdez escuchara con desdén nuestras peticiones y no hubiera impulsado desde el inicio de su mandato las oportunidades de nuestro municipio en este nuevo sector económico. Ahora nos toca hablar de la nostalgia del tiempo perdido y de lo que hubiera sido Santa Cruz con un gobierno local empeñado en desarrollar desde el inicio un plan de energías renovables. Estos años han pasado y nos quedamos con la tristeza de no haber podido contar con un alcalde que tuviera conocimientos, o voluntad de conocer, sobre esta materia, o al menos, una mínima intuición de que algo importante se cuece en el desarrollo de las energías renovables y que los municipios están llamados a cumplir un papel estelar.

Pero por encima de estos proustianos sentimientos, podemos decir que contamos con un documento riguroso que servirá durante el siguiente mandato para iniciar una de las batallas más ilusionantes que tiene Santa Cruz, el desarrollo de las energías renovables. Al menos esa esperanza nos da un poco de luz.

*CONCEJAL DE SÍ SE PUEDE EN EL AYUNTAMIENTO DE SANTA CRUZ