X
POLÍTICA >

El PP del Archipiélago, en alerta ante la aprobación de sus candidaturas

   

D. N. M. | Santa Cruz de Tenerife

En el PP canario se ha disparado la expectación ante la posibilidad de que, además de las candidaturas a las alcaldías de las capitales de provincia y a los cabildos, el comité electoral nacional también apruebe mañana el nombramiento de la persona que optará a la presidencia de la Comunidad Autónoma. Descartado el líder del partido en las Islas, el ministro José Manuel Soria, las papeletas están en manos del secretario general, Asier Antona, y de la delegada del Gobierno, Mari Carmen Hernández Bento. Salvo que Mariano Rajoy sorprenda con otra solución, entre el palmero y la canariona anda el juego. Las apuestas están muy igualadas y varían como en el fútbol cuando no hay un ganador claro. Sobre el papel, a Bento le beneficia su procedencia: la isla donde reside la mayor fortaleza del PP en el Archipiélago. A ello habría que añadir que los aspirantes de CC y del PSOE son de Tenerife. No es un factor definitivo, pero sí determinante. Sin embargo, Antona conoce los entresijos de la organización y, virtualmente, ejerce de brazo ejecutor de Soria.

En un escalón inferior, Manuel Domínguez (Tenerife) y Australia Navarro (Gran Canaria) se encaminan a los respectivos cabildos sin tachar el Parlamento. Lo mismo ocurre con Antonio Alarcó, que haría doblete con La Laguna.