X
debate general sobre el estado de la nacionalidad>

El PP usa la tribuna para prometer 100.000 empleos si gana en mayo

   
La portavoz del PP, Australia Navarro, con el diputado de su grupo Jorge Rodríguez, en el salón de plenos. | F. P.

La portavoz del PP, Australia Navarro, con el diputado de su grupo Jorge Rodríguez, en el salón de plenos. | F. P.

VICENTE PÉREZ | Santa Cruz de Tenerife

María Asutralia Navarro, la portavoz del PP en el Parlamento canario es, desde hace unos días, candidata a la presidencia del Gobierno. Y no perdió la ocasión de demostrar su condición de aspirante, al aprovechar su intervención en el debate sobre el estado de la nacionalidad para lanzar desde la tribuna del Parlamento su primera promesa: crear 100.000 puestos, a razón de 25.000 cada año, reduciendo así la “vergonzante” tasa de paro, del 32%.

Precisamente en políticas de empleo dio un suspenso a Paulino Rivero, acusándole además de “falsear” los datos del paro, pues dijo que hay 7.000 desempleados más entre 2011 y 2014, frente a la reducción de 5.500 que había cifrado el gobernante.

Navarro suspendió al Gobierno de Rivero en casi todo, menos en el cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria fijados por el ministro Montoro, en los que “Canarias ha sido de las comunidades autónomas que mejor los han cumplido”. Criticó, eso sí la gestión sanitaria (apuntó que han crecido las listas de espera un 20% desde 2011y el caos en las Urgencias), por lo que el PP propuso “un gran pacto por la sanidad”, poner en servicios los nuevos hospitales y plan para las Urgencias). Afeó también a Rivero la tasa de pobreza en Canarias, “siete puntos por encima de la media nacional”, la falta de una ley de servicios sociales para que sean los cabildos los que los dirijan, el aumento de la presión fiscal y su “intervencionismo” económico.

Frente a las críticas de Rivero a lo que llama el”Gobierno malvado del PP”, Navarro alegó que gracias a la política de Rajoy, Canarias ha accedido a 2.420 millones de financiación en esta legislatura, y este año, además, más fondos a interés cero.

En su recetario de medidas, propuso liberalizar la economía (“hay que de volver Canarias a los canarios”), bajar los impuestos (“Rivero ha preferido proteger su chiringuito que a los ciudadnos”), adelgazar la Administración, poner en marcha nuevas políticas activas de formación y empleo y “suprimir de una vez la Cotmac, que es un obstáculo y no una garantía” (por esto último recibió aplausos de su grupo). Además, indicó que a Rivero “el cuento del petróleo se ha acabado”. El jefe del Ejecutivo le respondió que no comparte el modelo “ultraliberal y ultraconservador” del PP, pues el Gobierno que preside “apuesta por la libertad de mercado, pero con control público de los sectores estratégicos”. El mandatario añadió que Canarias reclama “un Gobierno del Estado justo” y se refrió a Navarro como “una actriz que escenifica una realidad que no es la que estamos viviendo” pues le recordó que “la economía canaria evoluciona mejor que el resto de la española”.