X
tribuna >

La puerta de la Isla – Por Casimiro Curbelo

   

La infraestructura estratégica por excelencia de La Gomera es sin duda el puerto. Razones históricas, económicas y el propio carácter del gomero ligado siempre al mar, han hecho de nuestro muelle la auténtica puerta de entrada y salida a la Isla. El puerto apenas tiene algo más de medio siglo de vida, pero tal vez por ello, los gomeros hemos podido planificar con más detenimiento y con menos condicionantes del pasado, su configuración y ordenación.

La importancia estratégica del puerto para La Gomera no se le esconde a nadie. Es el hilo umbilical que nos une al mundo. Un termómetro perfecto para conocer nuestra realidad económica. El puerto es el mejor instrumento que tenemos en nuestras manos para promover el desarrollo económico y mejorar el Producto Interior Bruto (PIB). El movimiento de mercancías, pasajeros, cruceristas… supone una foto exacta de nuestra realidad económica. Sin mentiras ni dobles lecturas.

La bahía de La Gomera se encuentra en un momento decisivo y a punto de que se atiendan la mayor parte de sus necesidades. Durante los últimos años tuvimos la suerte de contar con una Autoridad Portuaria que ha sabido solventar las carencias y planificar con visión de futuro. Sólo en los últimos meses hemos visto como el dique ha aumentado en 38 metros, lo que permite la llegada de los cruceros de mayor tamaño que surcan los mares. Esta actuación supuso una inversión de cuatro millones de euros. Para compensar el crecimiento del dique, la playa recibirá ahora una inyección de 17.000 toneladas de arena.

Desde hace algunas semanas se ha iniciado también la auténtica reordenación del espacio portuario. Hablamos de unas actuaciones presupuestadas en 1,3 millones que pretenden organizar el aparente desorden que presenta en la actualidad el Roque de la Hila. A partir de ahora contaremos con un acceso regulado por semáforos y zonas verdes. Quedarán perfectamente señalizados los espacios donde aparcarán taxis, coches particulares o guaguas. Los cientos de miles de turistas que cada año llegan al puerto podrán moverse con mayor seguridad por donde hoy andan con cierto despiste. El remate será la reforma del mirador situado en la carretera de acceso al Parador.

Desde el Cabildo siempre hemos considerado nuestra obligación poner al día al organismo estatal sobre la situación de nuestro puerto y de sus carencias. La semana que ahora acaba dimos por concluidas las obras de la Parada Preferente, ubicada tras el edificio terminal, cuya financiación asumimos. Éste es el lugar en el que nuestros visitantes podrán esperar por la guagua o el taxi mientras descansan, resguardados del frío o del calor. Un lugar seguro en el que depositar sus equipajes o donde informarse sobre horarios y trayectos en las pantallas allí instaladas.

Una vez que concluya este paquete de actuaciones quedarán cubiertas el 98% de las necesidades del puerto de San Sebastián. Este elevado grado de cumplimiento no es casual. Más bien supone una obligación por parte de las instituciones involucradas. Por nuestro puerto entra el 99% de lo que consumimos y sale casi el 100% de lo que exportamos. El pasado mes de enero, por ejemplo, el volumen de mercancía se incrementó en un 7,5% con respecto al año anterior. Prueba de que vamos superando la crisis económica. El flujo de pasajeros lleva años situado en 1,2 millones. No es difícil imaginar la repercusión que este movimiento tiene en una Isla de 21.700 habitantes.

Las cifras en cuanto a cruceros simplemente se disparan. En 2013 registramos 40.000 cruceristas y en 2014 llegamos a los 70.000. Pero por ejemplo en el primer mes del año ya se ha incrementado en un 12% la llegada de turistas que o bien acaban o bien inician en La Gomera su crucero. En cuanto a datos globales en enero aumentó en un 50% el movimiento de cruceristas. Las perspectivas, por lo tanto, para la próxima campaña son positivas.

No hemos perdido el tiempo. Incluso en la época más cruda de la recesión supimos trabajar juntos para planificar el futuro. Y ahora estamos situados en un ventajoso puesto de salida para sacar el máximo provecho a la mejora económica, que previsiblemente está por llegar. En cuestión de meses nuestra infraestructura será modélica en cuanto a ordenación y puntera con respecto a volumen de tráfico, tanto de pasajeros como de mercancías. Hemos sabido tomar las medidas a tiempo y dar respuesta a las necesidades que han ido surgiendo. Tampoco ha faltado visión de futuro. Aunque esto último lo juzgarán mejor las próximas generaciones.

*Presidente del Cabildo de La Gomera