X
nacional>

Rajoy no cierra la puerta a ningún pacto postelectoral pero no cederá en su política económica

   

EUROPA PRESS | Madrid

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha afirmado este lunes que no descarta ningún pacto postelectoral si fuese necesario en la próxima legislatura, pero ya ha avisado de que para ello no cederá en su política económica: “Se puede ceder en otras cosas y siempre que se llega a entendimiento se hace, pero lo único que no se debería hacer en España es cambiar una política económica que está funcionando”.

En una entrevista en Onda Cero, Rajoy ha respondido así a la pregunta de si se plantea acuerdo de estabilidad con el PSOE, siguiendo el modelo alemán. “Yo en este momento no contemplo nada y lo contemplo todo”, ha dicho Rajoy.

El jefe del Ejecutivo ha remarcado que aún no se han celebrado las elecciones y que él aún no se ha planteado nada, ni hará “elucubraciones” hasta no tener sobre la mesa los resultados. No obstante, acto seguido ha advertido de que lo que más le preocupa es que se cambie la política económica.

Cambiar la política económica, la mayor amenaza
A su juicio, tras una legislatura en la que España ha superado riesgos “terribles” -primero la quiebra y luego el rescate-, hoy en día “la mayor amenaza” sería un cambio de la política económica, mientras que si esta se mantiene se pueden crear 500.000 empleos al año.

Rajoy ha recordado que tanto en el Congreso como en las comunidades autónomas y en los ayuntamientos ha habido diversas fórmulas para lograr mayorías. Eso sí, ha hecho hincapié en que la iniciativa debe corresponder al que “gana las elecciones”. “Veremos qué es lo que dice la matemática y cómo están las cosas en cada momento concreto”, ha zanjado.

Los pactos de estado, con el PSOE
Rajoy ha distinguido los acuerdos de gobernabilidad de los “grandes acuerdos de Estado”, un capítulo donde enmarca todo lo relativo a la unidad nacional, la Constitución, la política exterior y la de defensa, y que cree que debe acordarse “con el otro gran partido de España”, el PSOE.

Preguntado si los partidos populistas son un riesgo para la estabilidad de España, ha respondido que los que han dado “estabilidad y progreso” son los “partidos consolidados”, los que son “instituciones, no proyectos de una sola persona, o proyectos que surgen y en tres meses parece que son importantísimos y en otros tres meses parece que dejan de serlo”.

Rajoy se ha referido al ascenso de partidos populismos en otros países de Europa -la extrema izquierda en Grecia, la extrema derecha en Francia o los antieuropeos en Reino Unido- para destacar que “los grandes países”, los que generan más bienestar, son los que “tienen un sistema político consolidado y no lo están cambiando cada media hora”. Y ha mencionado a Estados Unidos, donde sólo hay dos partidos políticos, Reino Unido –”fundamentalmente lo mismo”–, Francia o Alemania.

A Sánchez: “que no se deje llevar por dimes y diretes”
El jefe del Ejecutivo cree que al jefe de la oposición, Pedro Sánchez, hay que “darle tiempo, como a cualquiera” porque hasta que fue elegido en julio era un diputado que “no era muy conocido”. A su modo ver, lo importante es que “tenga personalidad y no se deje llevar por dimes, diretes, lo que le cuentan y cosas similares”.

Rajoy se ha limitado a decir que a Sánchez lo conoce menos que a su antecesor, Alfredo Pérez Rubalcaba del que ha dicho que es “una persona capaz que en los temas de Estado ha estado ahí siempre”.