X
política >

Rivero dice que su Gobierno ha sido “honesto, limpio, transparente y sin causas judiciales abiertas”

   
Foto CEDIDA

Foto CEDIDA

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

El presidente de Canarias, Paulino Rivero, ha defendido que ha presidido un Gobierno con principios para hacerle frente a una situación de “máxima dificultad” en la que el Ejecutivo ha sido “honesto, limpio, transparente y sin causas judiciales abiertas”.

Así lo ha señalado en el último Debate sobre el estado de la nacionalidad canaria de la presente legislatura y que, además, será el último del presidente del Gobierno canario, que no formará parte de listas electorales en los próximos comicios.

En su intervención, Paulino Rivero dijo que hemos pasado por una etapa que los ciudadanos han visto “con incredulidad, con asombro y con mucha incomodidad”, porque a la crisis económica se ha unido una crisis institucional.

En este sentido, señaló que las “corruptelas” han estado a la orden del día, pues las actuaciones de instituciones, partidos, sindicatos y empresarios “no han sido nada ejemplares”, y añadió que si las preferentes parecían ser “la gota que rebosaba el vaso”, las tarjetas black han supuesto “otro golpe” a la situación de nuestro país.

De igual forma, recordó que los ciudadanos han visto “con asombro” cómo se apoyaba con recursos públicos a las mismas entidades financieras que “en los primeros momentos de la crisis lanzaban a la calle a aquellas familias que no podían pagar las hipotecas”.

Según Paulino Rivero, todo esto ha generado un “malestar social” que tiene que ver con “errores cometidos por todos -nadie está libre de culpa-” y que se está canalizando a través del surgimiento de partidos que quieren abrirse pasos y defender otra forma de hacer políticas en España.

En cualquier caso, quiso dejar claro que el Ejecutivo canario se anticipó a todo esto porque ha sido “un gobierno sólido, cohesionado y coherente; un gobierno y no dos partidos, y un gobierno solidario que también ha dado ejemplo de austeridad”.

Por último, puso en valor que ha sido “un gobierno de trabajo y cercano; que ha apostado por el diálogo pero que no se ha arrugado para tener firmeza cuando ha habido que defender los intereses de Canarias, y cuya única orientación ha sido la defensa del interés general”.