X
POLÍTICA >

Rivero propone plantar cara al “afán recentralizador” del PP e ir hacia “más Canarias”

   

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

El presidente del Gobierno canario, Paulino Rivero, ha dicho que frente a las tendencias “recentralizadoras” del Partido Popular, el archipiélago debe anteponer su capacidad de decidir e impulsar unas “reglas del juego” que atiendan a una realidad cambiante y girar, “aunque moleste a algunos”, hacia “más Canarias”.

Así lo ha señalado este domingo en su blog personal después de que el pasado miércoles el Parlamento de Canarias haya aprobado la propuesta de reforma del Estatuto de Autonomía, que será enviada al Congreso de los Diputados para su consideración.

Según Rivero, para plantar cara al “afán recentralizador” del PP y para ir a “más Canarias”, no caben ni “discursos tibios”, ni instalarse políticamente en una “zona de confort” que conduce a “tierra de nadie”, ni tampoco usar la “coartada” de que “son otras las prioridades” para “negar y aparcar” el Estatuto.

“Frente a esas tendencias recentralizadoras, hemos de anteponer nuestra visión de la realidad, nuestra posición en el mundo, nuestra capacidad para decidir sobre nuestros asuntos”, subrayó.

Para el presidente canario, el nuevo Estatuto es vital porque busca reforzar la capacidad de decisión de la Comunidad Autónoma en asuntos importantes para el desarrollo económico y social de las islas, así como profundizar en el autogobierno para que el archipiélago sea menos dependiente del exterior.

En este sentido, hizo hincapié en que Canarias es “un pueblo maduro, capaz de decidir cómo quiere gobernarse, definir sus objetivos y protagonizar las decisiones que marcarán su presente y futuro”. Por ello, considera que hay que dar “pasos al frente” hacia un modelo de relación Canarias-Estado que permita acercar a las instituciones y a la sociedad de las islas las decisiones que se toman en Madrid.

EL TERRITORIO “MÁS SINGULAR”

Rivero puso en valor que desde que Canarias ha tenido capacidad de decisión, el progreso del archipiélago “ha sido exponencial”, y dado que es el territorio “más singular” del Estado, con especificidades y singularidades reconocidas por la propia Unión Europea, cree que necesita “un mayor margen de maniobra” para atender sus necesidades.

En su opinión, el Estatuto de Autonomía aprobado en 1982 no responde ya plenamente a estas necesidades, y resaltó que desde entonces se han producido hechos relevantes que necesitan acomodo en un nuevo texto estatutario, como que la UE reconoció en 1997 la condición ultraperiférica del archipiélago.

También se refirió a la relevancia de dos sentencias del Tribunal Constitucional, una de 2003 que sentenció que para garantizar las determinaciones del REF debe estar incorporado al Estatuto de Autonomía, y otra de 2013 que reconoce que el cumplimiento de la Ley de Aguas Canarias será efectivo cuando se incluya en el texto estatutario.

Por otro lado, señaló que la aparición de nuevos actores en el escenario político internacional y de países emergentes en cuyo desarrollo debe implicarse Canarias, también deben quedar amparados en el nuevo Estatuto.

Para Rivero, todas estas circunstancias justifican la reforma, y se mostró convencido de que es el momento de afrontarla. “No podemos esperar a que se produzcan cambios en la Constitución, pero sí proponer a las Cortes un nuevo texto que coloque a Canarias en la posición que le corresponde y dé respuesta a nuestras necesidades”, aseveró.

“Las demandas de mayor autogobierno no son fuegos artificiales ni deben obedecer a juegos de poder; son la expresión de una necesidad objetiva cuya satisfacción va a beneficiar, en última instancia, a nuestro pueblo. Hemos madurado lo suficiente para afrontar este proceso con las máximas garantías y tenemos derecho a tutelar nuestro propio futuro”, concluyó.