X
TENERIFE >

Sacyr acepta invertir 31 millones en la desaladora de Santa Cruz

   

La ampliación de la desaladora es uno de los asuntos urgentes que debe afrontar la ciudad. / DA

La ampliación de la desaladora es uno de los asuntos urgentes que debe afrontar la ciudad. / DA

NATALIA TORRES | Santa Cruz de Tenerife

El trabajo hecho hasta el momento por el interventor municipal que está llevando a cabo la auditoría de gestión de la Empresa Mixta de Aguas de Santa Cruz de Tenerife (Emmasa) ha dado su primer fruto: el compromiso de su principal accionista, Sacyr Vallehermoso, para invertir 33,9 millones de euros en la ciudad hasta 2021, dinero del que, el 91% (31 millones) irá a parar a la ampliación de la desaladora de la capital. El objetivo final de esta ampliación será conseguir que el abastecimiento de agua en la ciudad pase del actual 33% procedente de la desaladora a más del 90%. Así lo anunciaba ayer el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, justo después de la firma del convenio y acompañado por el concejal de Obras y Servicios Públicos, Dámaso Arteaga.

Sacyr, como adjudicataria de la gestión del ciclo integral del agua de la capital, se había comprometido, si conseguía el contrato, a invertir hasta 45 millones de euros en la mejora de las infraestructuras hídricas de la ciudad. Casi 10 años después, el Ayuntamiento ha conseguido que firme un documento para que, en seis años, invierta esos 33,9, materializando los restantes millones hasta llegar a los 45 de 2021 en adelante. La principal inversión, los 31 millones de la desaladora, “se ejecutará en tres fases”, detalló Arteaga, quien explicó que “la primera inversión se realizará en el periodo 2015-2016 por un importe de 5,5 millones de euros; la segunda, de 12 millones, se realizará para el periodo 2018-2019 y la tercera, también por 12 millones, se hará en 2020-2021”. Tanto el edil como el alcalde reconocieron que habrá de pasar algo de tiempo para ver los primeros resultados de la intervención en esta infraestructuras, aunque Arteaga avanzó que “la primera fase será inmediata porque la empresa ya tiene muy avanzado el proyecto y entre este año y el que viene va a ver aumentada su capacidad”.

De todas formas, según explican desde el Ayuntamiento, Sacyr deberá presentar en el Ayuntamiento, antes del próximo 30 de abril, los proyectos técnicos de ejecución de este proyecto. Las obras deberán iniciarse antes del 30 de junio o, en su defecto, cuando se hayan obtenido todos los permisos y autorizaciones si ello ocurriese en una fecha posterior. El Consistorio también anunció que se creará una comisión de seguimiento para comprobar el cumplimiento del acuerdo, tanto en la desaladora como en el resto de obras comprometidas.

El dinero restante hasta los 33,9 millones se distribuirá en tres proyectos: la mejora del saneamiento de Igueste de San Andrés (200.000 euros), la mejora del saneamiento de Taganana (1.200.000 euros) y diversas obras de mejora en los distritos (1.570.000 euros). Arteaga detalló que entre estas últimas ya hay cuatro proyectos que serán los primeros en ejecutarse, puesto que Sacyr ya los tiene redactados. Concretamente se trata de la canalización de aguas negras en la calle Pelícano del Distrito Suroeste, de la construcción de una estación de bombeo en la calle Nisamar de Santa María del Mar, la construcción de una nueva red de abastecimiento en las 108 viviendas de San Pío y la construcción de una nueva red de saneamiento en la avenida de Los Príncipes. “Al Ayuntamiento le toca autorizar las obras para que empiecen y supervisarlas a través de técnicos municipales”.

En cuanto a la obra a realizar en Taganana, detalló el edil de Obras que “se trata, por un lado, de una actuación puntal para solucionar el problema de aguas residuales de una zona, con la puesta en funcionamiento de pozos; y por otro, de solucionar definitivamente la depuración de aguas de Roque de las Bodegas, Taganana, Almáciga y Benijos”.

Sin subida del agua

Bermúdez afirmó que la firma de este convenio no conlleva en modo alguna la subida de la tarifa del agua, que lleva congelada, sin aplicar la subida del IPC, por decisión del alcalde hasta que se firmara este convenio. El regidor municipal dijo que en este mandato no va a subir el agua y que tampoco la compañía Sacyr se lo ha manifestado. El alcalde capitalino calificó este acuerdo como “el más importante del mandato”, recordando que “Sacyr podía haber hecho la inversión en el último año de la concesión y hemos logrado que la comience a ejecutar ya”.

Los trabajos

- Desaladora. La primera anualidad es de 5,5 millones, la segunda de 3,3 y la tercera y la cuarta de otros 12. El objetivo es que del 33% actual de agua desalada que se consume en la ciudad se pase a consumir el 90% después de la última fase.

- Igueste de San Andrés. De los 33,9 millones, 200.000 euros se destinarán a la mejora del saneamiento de este pueblo de Anaga.

- Taganana. La construcción de una depuradora y de pozos absorbibles se llevará 1.200.000 euros.

- Distritos. El Suroeste, donde se canalizarán las aguas negras de la calle Pelícano y se construirá una estación de bombeo en la calle Nisamar en Santa María del Mar, será el primero en beneficiarse.

- San Pío y La Salud. La nueva red de abastecimiento de las 108 viviendas de San Pío y de las 1.000 viviendas de La Salud también están incluidas en el acuerdo.