X
SANTA CRUZ >

Santa Cruz tutela a 441 menores de familias en riesgo de exclusión

   

Alicia Álvarez, José Manuel Bermúdez, José Ángel Martín y Miguel Ángel Rojo, ayer, en la rueda de prensa. / DA

Alicia Álvarez, José Manuel Bermúdez, José Ángel Martín y Miguel Ángel Rojo, ayer, en la rueda de prensa. / DA

NATALIA TORRES | Santa Cruz de Tenerife

La cifra de menores bajo la supervisión del Negociado de Familia e Infancia del Instituto Municipal de Atención Social (IMAS) de Santa Cruz de Tenerife ha crecido en el último año, pasando de 370 a 441, lo que supone un incremento del 20%. Un crecimiento que se explica, justifica la concejal de Asuntos Sociales de Santa Cruz, la socialista Alicia Álvarez, por un lado, a través de la crisis que sigue pasando factura a las familias con menos recursos, y por otro porque “afortunadamente, y gracias a que ahora sí tenemos una política de menores real, intervenimos antes y logramos detectar con mayor antelación los menores que pueden estar en posible riesgo”. La concejal recuerda que en 2011 Santa Cruz no había declarado ningún menor en riesgo.

La edil dio estos datos durante la presentación ayer del quinto Centro de Día de menores que se abre en el municipio en este mandato y que se enmarca en esa política de la que habla la responsable de Asuntos Sociales. Este nuevo recurso estará operativo en abril en el barrio de Añaza y acogerá a 30 menores de entre 4 y 14 años. El servicio se pondrá en funcionamiento gracias al convenio de colaboración firmado con la Fundación Don Bosco y al que el Ayuntamiento aportará 84.700 euros anuales.

El alcalde, José Manuel Bermúdez, recordó que en 2011 el presupuesto de Asuntos Sociales apenas contaba con 5,5 millones de euros y ahora “el IMAS llega a 12,5 millones y lo que para nosotros ha sido una preocupación desde el principio, se demuestra que también ha sido ocupación trabajando para dar más servicios y más ayudas”.

El alcalde capitalino insistió en que se ha “apostado por pagar menos a los bancos para poder destinar más dinero a las políticas sociales y el resultado es el que estamos presentando hoy aquí, el quinto Centro de Día de Menores”. Álvarez, en la misma línea, defendió que “a pesar de la crisis hemos hecho frente a la adversidad valientemente y del único Centro de Día que tenía Santa Cruz en 2011 hemos pasado a tener cinco”. La edil responsable del IMAS quiso además dejar claro que “en los servicios sociales no le quitamos a los niños a nadie”. “Lo que hacemos es trabajar con las familias para evitar las medidas de amparo para proteger a los menores. Es un trabajo integral para evitar que haya separaciones”. En esa dinámica de trabajo, los Centros de Día, que en la actualidad ofertan más de 200 plazas, se convierten en un pilar fundamental, defendió la edil. “Tratamos de ayudar a las familias para intentar cambiar las conductas y los hábitos que puedan ser perjudiciales para el desarrollo del menor y también damos un sostén alimenticio”.

Añaza
La apertura en Añaza de este recurso, aseguró Álvarez, viene a suplir una carencia del barrio que ha sido demandada por los propios vecinos y que permitirá atender a los niños en horario de tarde (después del colegio) y de mañana en los días no lectivos. “La idea es dedicar cuatro horas a la atención integral de los menores y al menos dos a trabajar con las familias”. Los pequeños recibirán al menos una comida en función del horario al que acudan, almuerzo o cena.

La edil insistió en que “no se trata de decirle a las familias lo que tienen qué hacer sino enseñarles otras formas de hacer las cosas”, concluyó.

Un piso para chicos y chicas sin hogar

N. T. | Santa Cruz de Tenerife

Miguel Ángel Rojas, director territorial en Canarias de la Fundación Proyecto Don Bosco, celebró la colaboración con el Ayuntamiento que les permite sumar nuevos proyectos. Así destacó que fruto de esa relación han podido abrir en el Distrito Suroeste un hogar juvenil para jóvenes que viven en la calle. Para abrir este recurso, que es gestionado con fondos propios de la Fundación, el Ayuntamiento les ha cedido un local.

Rojas además justificó la necesidad de servicios como el que se va a abrir en Añaza recordando que “los propios datos del Ayuntamiento reflejan que entre 5 y 14 años son las edades con más vulnerabilidad”. Añadió que también es necesario porque “hay que asegurar una dieta adecuada a los menores”. Rojas detalló la atención que van a recibir y que, junto al refuerzo escolar, también disfrutarán de un espacio de reflexión. “Intervenimos en cinco áreas que son el desarrollo moral del niño, las habilidades cognitivas, sociales, psicomotrices y el fomento de la autoestima”.