X
opinión >

Sobre Alberto Bernabé – Por José Antonio Santana

   

Escribir estas líneas es fácil. En realidad es facilísimo, basta con sentarse enfrente del ordenador y escribir un resumen de lo que se piensa. No lo parece, ofrecer opiniones positivas sobre alguien que acaba de ser imputado por la Justicia no es complicado, pero no es usual y genera problemas, para qué engañarnos. En realidad, no lo hace nadie porque nadie quiere estar mezclado con la imputación, horrible palabra que supone casi la muerte política para el señalado o un estigma con el que cargar, sea inocente o no. Vaya por delante que no entro a valorar las decisiones de la Justicia, que me merecen respeto todas y cada una de las decisiones judiciales, aunque los jueces también se equivocan y sus decisiones, como todas, están y deben estar sujetas a crítica. No es este el caso. Me refiero al concejal de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Alberto Bernabé Teja, quien tendrá tiempo y ocasión de defenderse de la imputación judicial cuando declare ante su señoría. Sobre este asunto no tengo nada que decir que no sea que espero y deseo que todo se aclare y se archiven cuanto antes las diligencias judiciales, lo que querría decir que Alberto Bernabé podría seguir con su vida normalmente. Pero sí tengo mucho que contar sobre Alberto, a quien conocí hace muchos años, siendo él gerente de la Sociedad de Desarrollo del Ayuntamiento capitalino. Ha llovido desde entonces, hemos pasado por mil vivencias cada uno, a veces nos veíamos más, a veces menos, dado su cargo desde entonces y mis obligaciones como presidente de una patronal de empresas de ocio y restauración.

Siempre ha estado ahí Alberto, siempre ha estado para escuchar lo que los representantes de mi sector tenían que decir, los problemas que siempre surgen, las trabas y peligros que acechan a un sector y siempre también era capaz de hacer algo para que las empresas pudieran seguir trabajando y/o contratando. Sería yo un malnacido si ahora, que vienen mal dadas para él, me escondo y no digo lo que me consta que es verdad. Desde el punto de vista de su gestión política, Alberto Bernabé, en lo que respecta al sector del ocio y la restauración, ha hecho un trabajo impecable, que valoramos enormemente, que no olvidamos. Quiero que conste que nadie me ha impulsado o sugerido a escribir esta carta, que ha sido al contrario; los que sabían que quería escribir algo sobre el concejal de Hacienda de Santa Cruz han hecho fuerza para que no lo hiciera. ¿Por qué meterme en líos? ¿Por qué hacer algo políticamente incorrecto, como es hablar bien de alguien imputado? Sin embargo, yo no voy a callar y quiero expresar ahora, porque pienso que el momento es ahora y no dentro de unos meses o años, que desde el punto de vista de mi federación, Alberto Bernabé es un político honrado, que desde que lo conozco no tiene horario sino trabajo que hacer, que siempre ha estado accesible y que siempre ha escuchado los problemas que afectan a nuestro sector. No pretendo influir en nada ni ir más allá de lo que se ha escrito, solo que no lo quiero dejar para mañana.
*presidente de Fecao