X
ecucación>

Las universidades canarias, entre las menos productivas del país

   
Imagen de archivo de la ULL. | EP

Imagen de archivo de la ULL. | EP

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife / Madrid

La Universidad de La Laguna (ULL) y la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), con un índice de 0,8, se encuentran entre las menos productivas del país en materia de docencia, investigación y transferencia tecnológica y de conocimientos a las empresas, según un informe elaborado por la Fundación BBVA.

Teniendo en cuenta el ranking de productividad, la ULL obtendría un índice de 0,9 en productividad docente; un 1 en investigación y un 0,5 en desarrollo tecnológico; por su parte, la ULPGC cuenta con un índice de 0,9 en productividad docente, 0,8 en investigación y 0,4 en desarrollo tecnológico.

Desde un punto de vista del volumen total de resultados, la ULL se situaría en la mitad del ranking con un índice de 1,1, mientras que la ULPGC estaría siete puestos por debajo, con un índice de 0,9.

Así, si se atiende al ranking de resultados, la ULL obtendría un índice de 1,1 en docencia; un 1,2 en investigación y un 0,4 en desarrollo tecnológico; por su parte, la ULPGC cuenta con un índice de 1 en docencia, 0,9 en investigación y 0,5 en desarrollo tecnológico.

Teniendo en cuenta el volumen de productividad, las universidades canarias han mantenido los mismos niveles que el año pasado; sin embargo, han mejorado ligeramente su índice de resultados. Así, la ULL pasa de un índice de 0,9 a uno de 1,1, y la ULPGC, de un 0,8 a un 0,9.

Las universidades Pompeu Fabra (UPF), Carlos III de Madrid (UCIIIM), Autónoma de Barcelona (UAB) y las universidades politécnicas de Cataluña (UPC) y de Valencia (UPV) lideran el ‘U-Ranking’ de productividad elaborado por la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE), con un índice de 1,5 en el caso de la UPF y de 1,4 en las otras cuatro.

Le siguen, con un índice de 1,3, la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y la Universidad de Navarra (UNAV); y las universidades de Cantabria (UC), Miguel Hernández de Elche (UMH), Politécnica de Madrid (UPM), la Universidad de Barcelona (UB), la Internacional de Catalunya (UIC) y la Rovira i Virgili (URV), con un índice de productividad del 1,2.

En el otro extremo de la lista figuran la UNED y la Universidad Oberta de Catalunya (UOC), con un índice de 0,6; la Universidad de Vic (UVIC), la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir y la Universidad de La Rioja (UR), estas tres con un 0,7.

La productividad de las universidades en el estudio tiene en cuenta el tamaño de cada universidad y el volumen de recursos que maneja, en relación con su productividad en los ámbitos de la docencia, la investigación y la transferencia tecnológica y de conocimientos a las empresas. El valor que se da a las universidades (entre 0,5 y 1,6) se calcula teniendo en cuenta el índice medio de productividad de las universidades españolas al que se da un valor igual a 1, y en el que se sitúan 11 públicas y 2 privadas.

En este sentido, los responsables del estudio han destacado el liderazgo de las universidades públicas en términos de productividad investigadora, teniendo en cuenta el volumen total de producción en relación con los recursos invertidos, aunque han destacado la reducción de un 5% tanto en los recursos económicos destinados a I+D+i (600 millones de euros) y del 5% en los recursos humanos destinados a la investigación entre 2010 y 2013.

Según ha explicado el director de Investigación del IVIE y responsable del estudio, Francisco Pérez, dicha reducción no ha revertido en la mayoría de los casos en un empeoramiento de la productividad investigadora (en términos de impacto de las publicaciones) respecto al ranking de 2014.

Sin embargo, ha destacado que “en la medida en que la reducción de recursos haya tenido efectos que no hayan sido encajados en una mejora de productividad, se observará en los próximos años una caída de la productividad”.

En este sentido, el estudio compara los resultados del ‘U-Ranking’ de 2014 (en el que solamente participaban universidades públicas) con el de este año, y concluye que un total de 10 universidades han empeorado su índice de productividad (en relación a la media de universidades) y 7 han reducido su producción total; mientras que 5 han mejorado este último indicador y siete lo han hecho en términos de productividad.

Las que más producen
Desde un punto de vista del volumen total de resultados producidos (independientemente de los recursos invertidos), un total de 16 universidades han empeorado “ligeramente” su índice de producción total, de acuerdo con los resultados del estudio. Sin embargo, otras 27 han mantenido los mismos niveles que el año pasado y un total de 5 lo han mejorado.

Bajo este prisma, el ranking lo encabezan la Universidad Complutense de Madrid (UCM), con un índice de 4,4; la UB, con un índice de 3,8, la UGR, con un índice de 3,2; y la Universidad de Sevilla (US), junto con la UPC y UPV, con un índice 3,2.

Polarización de la actividad de las universidades
El ‘U-Ranking 2015′ incorpora por primera vez a 11 universidades privadas, por lo que el número de instituciones analizadas asciende a 59 y cubre el 95% del alumnado universitario de España, según han explicado.

En relación a la nueva imagen obtenida del panorama universitario español, los responsables del informe han destacado una polarización pronunciada de las universidades o bien hacia una productividad mayor en términos docentes o bien hacia una mayor actividad investigadora.

De hecho, entre las once primeras universidades en términos de productividad docente figuran únicamente cuatro universidades públicas, mientras que, en el ámbito de la productividad investigadora, solamente hay dos universidades privadas entre las 25 primeras, según han explicado.

Según ha indicado Pérez, “esto pasa en muchos sistemas universitarios de todo el mundo”, aunque ha subrayado que una mayor especialización no necesariamente indica que las universidades que, por estar más especializadas en docencia o investigación tengan un menor índice de productividad sean mejores en su ámbito. “Hay universidades con calidad en distintas especializaciones y universidades especializadas que no tienen calidad”, ha indicado.

“Si queremos hacer una evaluación del sistema universitario hemos de tener en cuenta esta realidad: no se puede contemplar a todas las universidades como si fueran iguales. Hay que tener en cuenta esta diversidad y mirar a las distintas funciones de las universidades”, ha subrayado Pérez.

Docencia
Así, entre las instituciones que lideran el ranking de “productividad docente” figuran, en primer lugar y con un índice de 1,4, las universidades de Deusto y UNAV; seguidas de la UPF y Ramón Llul-URL (1,3) y, con un índice de 1,2, las de Mondragón, Autónoma de Madrid (UAM), UCIIIM, Europea de Madrid, Pontificia de Comillas (ICAI-ICADE), Internacional UIC y UPV.

Sin embargo, desde la perspectiva del “volumen total” de producción docente, la UCM (4,7), la UB (3,5), la UGR (3,2) la Universidad del País Vasco (UPV) y la Universidad de Valencia (UV), ocupan las primeras posiciones

Investigación y desarrollo tecnológico
En investigación, la UAB (1,9), la UPC (1,7), la UPF (1,6), la UAM (1,5) y la UB (1,5) ocupan las primeras posiciones del ranking, pese a que en el volumen total de investigación la tabla las posiciones cambian y pasa a liderar la lista la UB (4,7), seguida de la UCM (4,3), la UAM (4), la UGR (3,5) y la UV (3,5).

Por último, desde el punto de vista de la innovación y el desarrollo tecnológico, la UPC, UPV, la Universidad de Mondragón, la UPF y la UPM son las que más producen teniendo en cuenta los recursos disponibles, aunque en términos de producción total las instituciones líderes son la UPV, la UPM, la UPC, la US y la UAM.