X
formula 1 > Gran Premio de Malasia

Vettel devuelve a Ferrari a la victoria

   

Lewis Hamilton (Mercedes) durante el Gran Premio de Malasia. | REUTERS Fernando Alonso por delante de su compañero de McLaren Honda Jenson Button. | DA Carlos Sainz (Toro Rosso) por delante de Felipe Massa (Williams) durante el Gran Premio de Malasia. | DA Sebastian Vettel (Ferrari) durante el Gran Premio de Malasia. | REUTERS Roberto Merhi (Manor) pudo concluir el Gran Premio de Malasia. | REUTERS Sebastian Vettel Ferrari celebra la victoria en el GP de Malasia. | REUTERS
<
>
Carlos Sainz (Toro Rosso) por delante de Felipe Massa (Williams) durante el Gran Premio de Malasia. | DA

CHRISTIAN GARCÍA | Kuala Lumpur (Malasia)

Después de dos años sin saborear las mieles del triunfo, el alemán Sebastian Vettel ha logrado que Ferrari vuelva a ganar en Fórmula 1 tras su excepcional carrera en Malasia donde la escudería del Cavallino rampante ha dado la campanada desbancando a Mercedes de lo más alto del podio merced a su estrategia de dos paradas. En cuanto a los españoles, Fernando Alonso debió abandonar la prueba con problemas mecánicos en su McLaren mientras Carlos Sainz obtenía una brillante octava posición y Roberto Merhi conseguía llegar a la bandera a cuadros en su debut.

El factor clave que permitió a Vettel superar a los Mercedes ha sido realizar una parada menos que ambos, manteniéndose en pista durante el breve período de safety car al comienzo de la carrera y consiguiendo completar la prueba con sólo dos cambios de neumáticos. Los Mercedes no tuvieron ni las prestaciones ni conservaron sus gomas lo suficiente como para alcanzar al Ferrari, suponiendo la primera victoria para la Scudería desde el Gran Premio de España de 2013 así como para Vettel desde el última cita de dicha campaña.

Lewis Hamilton retuvo el liderato del mundial con 43 puntos, con los alemanes Sebastian Vettel y Nico Rosberg a tres y siete puntos respectivamente. La victoria de Ferrari supone un soplo de aire fresco para el mundial, pues supone el fin del soporífero dominio impuesto por Mercedes desde la temporada pasada.

Vettel resistió en la segunda posición en la salida, por detrás de Hamilton, y evitó parar en boxes tras el accidente en la primera curva del Sauber de Marcus Ericsson que derivó en la salida del coche de seguridad, mientras Rosberg y su compañero paraban para calzar el compuesto más duro. El tetracampeón teutón no visitó el pit-lane hasta la vuelta 17, montando neumáticos medios para remontar de nuevo hasta el liderato merced al desgaste en las gomas de los Mercedes, quienes tuvieron que luchar entre el tráfico dado que varios pilotos optaron por seguir la misma estrategia de Vettel, como por ejemplo Nico Hülkenberg, Romain Grosjean, Sergio Pérez, así como los españoles Carlos Sainz y Roberto Merhi. Además, Rosberg debió esperar más de la cuenta en su cambio al realizarlo en la misma vuelta que su compañero. Ante estas dificultades, Mercedes eligió diversificar sus estrategias, eligiendo los medios para Hamilton en su segunda parada mientras Nico calzaba el duro. La última parada de Vettel llegó a falta de 14 vueltas, tras un largo stint, visitando el box para montar neumáticos duros y volviendo a pista en segundo lugar. Posteriormente recuperó el liderato tras el pit-stop de Hamilton cinco vueltas después. El actual campeón mundial se quejó amargamente de la estrategia de su equipo y sobre todo por obligarle a calzar los Pirelli más duros en su última parada. Desde el muro, le aseguraban que podría alcanzar a Vettel pero pronto quedó claro que eso no iba a suceder. La mejoría de Ferrari quedó refrendada por el cuarto lugar de Kimi Raikkonen, quien se recuperó de la mala clasificación del sábado y un pinchazo en la primera vuelta. Los Williams lograron clasificarse quinto y sexto gracias a la buena actuación de Valtteri Bottas y Felipe Massa. Fernando Alonso debió abandonar en la vuelta 22 con una avería en el sistema de refrigeración a pesar de haber rodado octavo y ser más rápido que su compañero Jenson Button. El campeón español afrontó una carrera muy complicada tras la falta de rodaje de McLaren en invierno y, sobre todo, tras el infame accidente de Barcelona. A pesar de todo, el ritmo de por Alonso fue prometedor teniendo en cuenta las pobres prestaciones del motor Honda y el excesivo subviraje de su monoplaza, que le provocaba un desgaste elevado del neumático delantero izquierdo en un circuito donde lo habitual es sufrirlo con las traseras. Posteriormente Button debió abandonar debido a problemas mecánicos. Es la primera vez que ambos McLaren se retiran sin completar una carrera desde 2006.

Gran carrera de Carlos Sainz
Carlos Sainz resultó ser el mejor español sobre el asfalto de Sepang, a pesar de la decisión de Toro Rosso, que le obligó a escoger a escoger una estrategia diferente a la de su compañero, lo cual hizo que debiera dejar pasar a Verstappen en las últimas vueltas al llevar neumáticos más desgastados. El octavo lugar supone su mejor resultado tras el noveno logrado en Melbourne. La velocidad y el aplomo mostrados por el madrileño han sido abrumadores, superando a pilotos más veteranos y siendo más rápido que los Red Bull de Daniel Ricciardo y Daniil Kvyat, que debieron conformarse con las dos últimas plazas de puntos. Batieron claramente a sus hermanos mayores recordando lo sucedido hace siete años, cuando Vettel logró su primera victoria.

Por otro lado, Roberto Merhi logró llevar el Manor a la meta en decimoquinto lugar pese a los temores sobre la fiabilidad del monoplaza, dado que su compañero Will Stevens ni siquiera pudo tomar la salida. El castellonense completó su primer Gran Premio con una buena estrategia, dando esperanzas a su escudería, y demostrando su valía para conservar el volante pese a carecer de un patrocinador.