sociedad>

Las adopciones internacionales se desploman en el Archipiélago

Varios menores africanos han llegado a las Islas los últimos años. | DA
Varios menores africanos han llegado a las Islas los últimos años. | DA

JOSÉ LUIS CÁMARA | Santa Cruz de Tenerife

Si adoptar un niño hoy en día se ha convertido en una misión harto complicada, hacerlo en un país extranjero parece ya algo casi utópico. Tiempos de espera más largos, requisitos más duros, controles más exigentes y, sobre todo, el elevado coste económico de la tramitación y la pérdida de poder adquisitivo de las familias han provocado que las cifras de adopciones internacionales caigan a niveles de hace 20 años.

No en vano, según datos aportados a este periódico por la propia Dirección General del Menor del Gobierno regional, las 33 adopciones de menores extranjeros contabilizadas en 2014 suponen la cifra más baja desde que en 1997 se firmaran los primeros convenios y se publicara el Decreto de habilitación de las entidades colaboradoras.

Al igual que ha venido ocurriendo hasta ahora, el país con más niños adoptados el año pasado fue China (19), seguido de Etiopía, Filipinas y Vietnam, con tres cada uno; y Costa Rica, India y Ucrania, con uno. En total, en los últimos cuatro años, hasta 286 menores de otros países comenzaron a vivir con su nueva familia en Canarias.

Según precisaron desde el departamento adscrito a la Consejería de Políticas Sociales, la volatilidad de las cifras de adopciones internacionales está condicionada, irremediablemente, por los convenios de colaboración que se establecen en esta materia con los distintos países de origen de los niños, ya que por ejemplo la situación política que se vive en ellos determina la continuidad o la paralización del acuerdo, como puede ser el caso de Mali, donde varias familias canarias esperan desde hace tres años que el grave conflicto interno en esa nación africana se resuelva para poder acceder a una adopción. La reducción global de las cifras de adopciones gestionadas desde las Islas supera el 50% solo en los últimos tres años, un porcentaje que incluso es mayor si contabilizamos los registros del último decenio. El motivo, según reconocen desde la Dirección General del Menor del Gobierno de Canarias, tiene una “relación directa” con el contexto actual de crisis económica, sobre todo en las adopciones internacionales, por el alto coste que supone la tramitación de este tipo de expedientes y los desplazamientos.

Pese a todo, las mismas fuentes insisten en que en los últimos cuatro años, un total de 422 niños han comenzado a vivir con sus familias adoptivas en Canarias, una de las cifras más altas del Estado. La Dirección General del Menor destaca igualmente que en los últimos años se han incrementado las adopciones nacionales de menores con especiales dificultades, como mayores de ocho años, grupos de tres o más hermanos o aquellos que presentaban discapacidad física, psíquica o sensorial o padecen enfermedades graves.

Solo en 2014, de las 30 adopciones nacionales que hubo, 12 fueron de niños con este tipo de especiales dificultades. “Más del 60% de las parejas que inician los trámites de adopción lo hacen en la doble vía: la nacional y la internacional; y se ha constatado que las familias están dejando la segunda por las cuestiones económicas inherentes al proceso y optan por la primera”, concluyen desde la Consejería regional.

Convenios en tres continentes
En el ámbito de la Comunidad Autónoma de Canarias hay dos listas de espera para la adopción nacional; una, en la que están inscritas aquellas familias que solicitan la adopción de uno o dos niños (de 0 a 7 años de edad) que no tengan ninguna necesidad especial; y otra, en la que se hallan familias que reclaman menores con características especiales (mayores de 8 años, los grupos de tres o más hermanos y aquellos que presenten discapacidad física, psíquica o sensorial, padezcan enfermedades graves, crónicas, degenerativas o contagiosas, o hayan manifestado especial inadaptación social).

Si se opta por la vía de la adopción internacional, el trámite puede llevarse a cabo ante la autoridad central y competente del país al que se ha recurrido; a través del propio Gobierno de Canarias, que remitirá la pertinente documentación al Ministerio de Servicios Sociales; o realizar el proceso mediante una Entidad Colaboradora de Adopción Internacional (ECAI), que esté habilitada tanto en las Islas como en otra región -si no existiera en Canarias- y en el país de origen del menor. En la actualidad, el Archipiélago acoge 7 ECAI, que operan en 9 países de tres continentes (África, América y Asia): Ucrania, Etiopía, México, Costa Rica, India, Perú, China, Filipinas y Vietnam.