TENERIFE >

Bodegas Insulares paga la multa de 3.000 euros por el vino peninsular

Fachada de la sede de Bodegas Insulares de Tenerife, ubicada en Tacoronte. / DA
Fachada de la sede de Bodegas Insulares de Tenerife, ubicada en Tacoronte. / DA

JESSICA MORENO | Santa Cruz de Tenerife

Bodegas Insulares de Tenerife (BITSA) ha decidido abonar la multa impuesta hace unos meses por el Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA) a raíz de las irregularidades detectadas en la entidad. En concreto, se impusieron cuatro faltas, tres de ellas leves y una grave -por no haber registrado en uno de los libros la compra de vino foráneo- que suman una cuantía de alrededor de 3.000 euros, informó a DIARIO DE AVISOS el presidente de la empresa dependiente del Cabildo tinerfeño, Juan González.

Además, explicó que aunque la entidad está aún en periodo de alegaciones para recurrir esta multa, finalmente se ha decidido abonarla y zanjar así la polémica. De las irregularidades detectadas por el organismo dependiente del Gobierno regional, la infracción grave le ha supuesto a BITSA una multa de 2.000 euros, mientras que las tres leves requieren el pago de algo más de 300 euros por cada una de ellas, lo que supone un desembolso total de cerca de 3.000 euros, detalló el presidente de la empresa. Junto a la falta grave por la no inscripción de parte del vino peninsular en uno de los libros de registro, el ICCA determinó como faltas leves la no comunicación del uso de una aplicación informática y el emplazamiento no adecuado de los libros de registro.

González -quien asumió la presidencia el pasado mes de diciembre- explicó que esta decisión ya ha sido comunicada al Consejo de Administración de la entidad y lo que se busca es “terminar con la polémica”. Además, insistió en que la compañía “seguirá trabajando por el sector”. Cabe recordar que aunque en un primer momento, con los responsables anteriores, se decidió recurrir la imposición de la multa y las razones en las que estaba motivada, finalmente, se ha optado por abonar los 3.000 euros.

De esta manera se zanja la polémica iniciada en septiembre con la apertura de la investigación por parte del instituto regional a Bodegas Insulares por la compra de 7.000 litros de vino de Castilla La Mancha, que fueron mezclados con caldo local y posteriormente suministrados a hoteles como vino de mesa.

Avibo insiste en acudir al Tribunal de la Competencia

La Asociación de Viticultores y Bodegueros de Canarias (Avibo) seguirá adelante con la denuncia que quieren elevar al Tribunal de la Competencia contra Bodegas Insulares de Tenerife, al considerar que esta entidad dependiente del Cabildo lleva a cabo una competencia desleal con el sector del vino, “sobre todo en esta situación de crisis”, aseguró ayer a este medio el presidente del colectivo, Hugo Luengo. Recordó que la junta de esta asociación ya dio en su momento el visto bueno a esta acción, la cual se ha demorado, “ya que se pidió una documentación a la Corporación insular y la entregaron hace dos semanas”, explicó.

Recordó que esta demanda será llevada en primera instancia a Madrid, puesto que no se puede acudir directamente a Europa. El presidente de Avibo aseguró que ha intentado un acercamiento con Bodegas insulares para la incorporación a la Denominación de Origen protegida (DOP) Islas Canarias, “pero aún no hemos recibido respuesta”. Por último, reiteró su oposición a la DOP Tenerife.