santa cruz>

El Cabildo mantiene el control sobre el conjunto histórico de El Toscal

NATALIA TORRES | Santa Cruz de Tenerife

El patrimonio de El Toscal “no aguanta más”, admite Martín. | F. PALLERO
El patrimonio de El Toscal “no aguanta más”, admite Martín. | F. PALLERO

Las cosas de palacio van despacio, reza un dicho popular, y en el caso del Plan Especial de El Toscal, están yendo extremadamente lentas. La aprobación definitiva del documento está pendiente desde noviembre, a la espera de que el Cabildo de Tenerife emita informe favorable sobre el Plan para seguir con la tramitación. La última respuesta de la Comisión insular de Patrimonio Histórico es un informe condicionado -que no favorable- a que la memoria del documento y la parte normativa recojan que la opinión del Cabildo seguirá siendo vinculante para la acciones que se desarrollen dentro del conjunto histórico de El Toscal, manteniendo así el control que según la normativa actual perdería una vez aprobado el Plan Especial. Este hecho supone un cambio en la forma de gestionar el patrimonio histórico por parte del Cabildo y que avanza la apuesta por homogeneizar criterios a nivel insular.

El primer teniente de alcalde y concejal de Urbanismo, el socialista José Ángel Martín, explicaba ayer a los vecinos de El Toscal los motivos del retraso en la aprobación definitiva del Plan y les hacía llegar su confianza en que, la próxima semana, el informe se convierta en favorable tras la reunión que mantendrá con el Cabildo para entregar las modificaciones solicitadas.

El edil de Urbanismo, aunque considera que en la actual fase de tramitación la petición del Cabildo “se extralimita” al solicitar la incorporación de los citados cambios, sí que cree positivo que “mantenga un control” sobre las futuras actuaciones que se deban realizar en el conjunto histórico. “Entendemos que el Cabildo debe ser un aliado”, añadió el primer teniente de alcalde.

Consecuencias
Este control insular sobre el conjunto histórico de El Toscal, supone que habrá aspectos en los que tendrá que seguir interviniendo el Cabildo y que sobre todo tienen que ver con el grado de protección que se le da a los edificios. “Vamos a mantener el trámite de consulta de cómo se debe intervenir, además de que el Consejo Municipal de Patrimonio tenga representación del Cabildo”, explicó Martín.

Por su parte, el director técnico de la Gerencia Municipal de Urbanismo, Fermín García, entiende los recelos del Cabildo en cuanto a la pérdida de control sobre los conjuntos históricos de la Isla. “Por lo que nos han trasladado los técnicos, malas experiencias anteriores como la vivida con el casco histórico de La Laguna, donde han perdido toda capacidad de intervención”. Según el director técnico de Urbanismo, estas “malas experiencias” hacen que los técnicos insulares sean más meticulosos y quieran que “lo que nosotros hemos reflejado en el informe que acompaña al documento como compromisos, se recojan de manera detallada en la memoria y normativa del Plan para evitar que luego haya incumplimientos”. Concretamente, detalló García, las actuaciones que deberán seguir contando con un informe del Cabildo son las relacionadas con el grado de protección, “dada la contestación que ha tenido el Plan en épocas anteriores, aunque tenemos un catálogo de edificios a proteger, no sabemos cómo están en su interior, porque no hemos podido entrar a verlos. Una vez que entremos, deberemos consensuar con el Cabildo qué grado se les da”.

Martín puntualizó que “estamos de acuerdo en el número de edificios a catalogar, una vez que se vea su interior, es en lo que que debemos ponernos de acuerdo”. El edil insistió en que “creemos que el Cabildo no tendría que entrar en esta fase, pero ya que lo hace entendemos que haya un control”. “Hay buena sintonía entre ambos cuerpos técnicos -continúa- y creemos interesante que el Cabildo unifique y controle el patrimonio histórico de Santa Cruz y de la isla de Tenerife, con criterios homogéneos”.

García añadió que, “era preferible no discutir, porque al final, sí o sí, necesitamos un informe favorable y porque además los técnicos de la Comisión de Patrimonio del Cabildo de Tenerife cuentan con un alto prestigio y lo que tienen que aportar es muy importante”. Martín concluyó diciendo que “podemos pensar que somos los mejores del mundo, que creo que lo somos, pero la opinión de expertos cualificados en la materia también es importante porque avala el documento”.

El retraso afecta a las expropiaciones
Tanto Martín como García señalan que en lo referente a las actuaciones dentro del barrio de El Toscal, este retraso en aprobar el Plan Especial no va a suponer demasiados contratiempos, porque “con que el Cabildo informe favorablemente, como por ejemplo ha hecho con la Casa Siliuto, podemos actuar”. Sin embargo, matiza Martín, sí que hay un proyecto que puede verse afectado por la demora en este trámite final, las primeras expropiaciones previstas para este mismo año. “Nosotros contamos con una periodicidad económica en cuanto a las expropiaciones a realizar para hacer las dotaciones del barrio. Este año tenemos 1.200.000 euros para expropiar los terrenos en los que irá el gran parque urbano que va a estar en El Toscal”, explica el edil de Urbanismo.

Según Martín, “no podemos ir mucho más tarde en este trámite porque las expropiaciones tienen un proceso largo y las queremos empezar ya con ese trozo del terreno”. El edil defiende que en El Toscal “tienen que empezar a pasar cosas ya, primero porque el vecino se nos desmoraliza, cosa que no queremos porque nos ha costado mucho darle esa participación, y segundo porque el propio patrimonio del barrio tampoco aguanta mucho más”.

Martín asegura que, aunque ha aprendido a no dar fechas, “saborea” la aprobación definitiva y está convencido de que se aprobará en el pleno de abril. “El Cabildo solo tiene que leer y cambiar el condicionado por el favorable, y con ese informe nos iremos al pleno para aprobar definitivamente el Plan Especial de El Toscal”, concluye el primer teniente de alcalde.