santa cruz>

Cáritas abre en Añaza un nuevo centro contra la exclusión social

El local ha sido cedido por el Instituto Canario de la Vivienda del Gobierno de Canarias. | DA
El local ha sido cedido por el Instituto Canario de la Vivienda del Gobierno de Canarias. | DA

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

Cáritas Diocesana de Tenerife cuenta con un nuevo centro en Añaza, en el municipio de Santa Cruz de Tenerife, para la atención a personas en situación de exclusión, vulnerabilidad social y desempleados. El local ha sido cedido por el Instituto Canario de la Vivienda del Gobierno de Canarias para desarrollar el proyecto Barrios por el empleo: Juntos más fuertes, que financia el Cabildo de Tenerife.

Esta iniciativa, incluida en el Programa de Empleo de Cáritas Diocesana de Tenerife, se ejecuta desde enero hasta diciembre de 2015, a través de la Fundación Canaria Insular para la Formación, el Empleo y el Desarrollo Empresarial (Fifede), junto a otras entidades especializadas en la promoción e intermediación laboral como Cruz Roja Española, Fundación Proyecto Don Bosco y la Fundación General Universidad de La Laguna.

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez; el consejero de Empleo del Cabildo de Tenerife, Efraín Medina; la directora del Instituto Canario de la Vivienda, Sulbey González, y el director de Cáritas Diocesana de Tenerife, Leonardo Ruiz, visitaron ayer el nuevo centro y destacaron la importancia de “compartir los recursos” que tienen todas las entidades que participan en el proyecto para “ponernos de acuerdo y sacar hacia delante proyectos que van dirigidos a los ciudadanos” y a su inserción en el mundo laboral.

El proyecto Barrios por el empleo: Juntos más fuertes cuenta con un presupuesto de 1,1 millones de euros y tiene como objetivo mejorar la empleabilidad de alrededor de 2.000 personas desempleadas que se encuentran en difíciles circunstancias socioeconómicas y fomentar su inserción laboral, a través de la formación y la cualificación, entre otras actuaciones.

A través de este plan se impulsa la contratación, la formación y la cualificación de los participantes en entornos de trabajo real y se les ofrecen diferentes servicios con el objeto de mejorar su acceso al mercado laboral. Para ello, se realiza un prediagnóstico de empleabilidad, formación en competencias básicas y específicas de empleo, tutorías individuales, prácticas no laborales en empresas y seguimiento en el empleo. Se pretende trabajar de manera directa y permanente con los ciudadanos en el barrio donde residen y a través de un plan individual adaptado a sus necesidades.