sociedad>

Las elecciones y la falta de fondos dejan sin PCI a miles de canarios

Canarias es una de las comunidades con mayor tasa de exclusión social, en torno al 30% de la población. | DA
Canarias es una de las comunidades con mayor tasa de exclusión social, en torno al 30% de la población. | DA

JOSÉ LUIS CÁMARA | Santa Cruz de Tenerife

Retrasos y esperas que duran más de un año. Fondos pírricos que solo sirven para pagar deudas pasadas y no cubren ni la mitad del ejercicio en curso. Un personal quemado e insuficiente que no logra sacar adelante el elevado número de peticiones que recibe. Ese es el panorama que pintan los colegios provinciales de trabajadores sociales, quienes aseguran que la proximidad de las elecciones y la falta de fondos dejarán a miles de isleños sin Prestación Canaria de Inserción (PCI) durante meses.

Y es que, como ha venido publicando este periódico, los 32 millones de euros asignados por el Gobierno regional -28 millones más otros cuatro de una ampliación de crédito- apenas han servido para financiar el primer trimestre de 2015, ya que la mayor parte del dinero se tuvo que destinar a pagar la deuda que se había generado en 2014.

Por ello, fuentes consultadas por el DIARIO confirman que desde hace semanas no se tramitan ni renovaciones ni nuevas altas de beneficiarios de la PCI, y se desconoce cuándo podrán tramitarse, teniendo en cuenta que ya ha finalizado la legislatura parlamentaria y en menos de un mes habrá elecciones y un nuevo Gobierno autonómico.

Los colegios provinciales de Trabajo Social llevan meses denunciando que, año tras año, el propio Ejecutivo canario ha constatado que la escasa asignación presupuestaria impide que la prestación llegue a las personas que han acreditado su derecho a percibirla, y sin embargo continúa presupuestándola sin atenerse a la realidad social y “haciendo oídos sordos a la ley”. Esta establece un periodo máximo de cuatro meses para la tramitación de la PCI, un plazo que en la práctica se puede llegar a prolongar hasta un año. Por ende, los profesionales recuerdan que Políticas Sociales anunció que 7.000 personas accederían este año a los 473 euros -la cantidad mínima de ayuda-, lo que significaría al menos otros 3,3 millones de euros de presupuesto que ya no llegarán.

Se repiten los mismos errores del pasado
Según datos facilitados por los colegios provinciales de Trabajo Social, el presupuesto de 2014 para la Prestación Canaria de Inversión (PCI), que ascendió a 23 millones de euros, se agotó en abril, y entonces se inyectaron tres millones que solo sirvieron para pagar un mes más a los beneficiarios.

La situación se ha vuelto a repetir este año, ya que el presupuesto previsto de 28 millones de euros se acabó en marzo, porque se tuvieron que destinar 17 millones al pago de las prestaciones atrasadas correspondientes a 2014. Los reiterados avisos por parte de los profesionales, sin embargo, no han sido tenidos en cuenta por la Administración. Como solución, los trabajadores sociales proponen una financiación estable para la PCI de al menos 300 millones de euros, más personal en los ayuntamientos y la implementación de medidas integrales para abordar el fenómeno de la exclusión social en Canarias, que afecta al 30% de la población.