CD TENERIFE> LA RESACA DEL PARTIDO

“Nadie dijo que esto sería fácil”

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

Tan pronto como acabó el partido en Vitoria, Suso Santana ya tenía en mente doblegar a la UE Llagostera el próximo domingo en el Heliodoro Rodríguez López. El capitán blanquiazul se lamentó de la derrota por la mínima en tierras vascas pero no se detiene mas de los justo a analizar los motivos de este tropiezo que llega tras dos meses sin perder. “Fue una pena encajar a un minuto para el final de la primera parte ya que teníamos el encuentro controlado”, valoró el atacante de Taco, quien recordó que el Alavés “apretó al inicio” pero el Tenerife pudo contener bien las acometidas del rival, “teniendo alguna opción como el cabezazo de Unai que se marcha ajustado por muy poco”, evocó ayer el extremo insular.

Para Suso el tanto de Manu Lanzarote “fue un gran gol” y la demostración de que los vascos “están muy fuertes en su casa”. El ex del Hearts comentó al regreso del equipo blanquiazul de Vitoria que, tras recibir el gol antes del descanso, el Alavés dio “un paso atrás” ante el acoso del Tenerife, lo que provocó que llegaran “opciones claras para empatar en el tramo final”, como fue la de Abdón que saco un defensa en la misma línea de gol y otra de Juan Carlos que desvió el portero. “Hicimos méritos para no regresar de vacío”, argumentó el bravo jugador tinerfeño para quien esta derrota supone “una pena” después de ocho semanas consecutivas puntuando.

“Ya no hay que lamentarse ni pensar en lo que pudo ser y no fue”, comentó, puesto que ahora hay que “mirar hacia adelante” y centrarse únicamente en la “importante cita del próximo domingo” ante la UE Llagostera, un equipo que está “en un gran momento de forma”, avisa Suso, para quien es “la revelación sin duda de la liga”, pero con el acicate de que el cuadro blanquiazul juega “en casa”, con el apoyo de la afición, por lo que la plantilla está “convencida” que va “por el buen camino” y de que el domingo regresará de nuevo “a la senda de las victorias” después de tres encuentros sin hacerlo.

“Hemos sumado en ocho de los últimos diez partidos y eso son buenas señales”, afirmó con rotundidad Suso Santana, quien tiene claro que el equipo debe apretar los dientes hasta el final de Liga. “Nadie dijo que esto iba a ser fácil”, aseveró, recordando que restan nueve encuentros y con cuatro de ellos “junto a nuestra afición” y que hay que “sacar adelante” para lograr el objetivo de la permanencia.

“Ahora es el momento de estar juntos y apoyar al equipo”, subrayó el jugador tinerfeño, asegurando que la plantilla “se deja el alma en cada partido”, y que de los cuatro últimos encuentros en casa, se han ganado tres y sumado un empate. Por eso, el próximo domingo frente a la Llagostera saben que no pueden fallar.

“Estamos convencidos que de nuevo le daremos una alegría a la afición blanquiazul”, concluyó el futbolista insular.