POLÍTICA >

Navarro se propone derogar las leyes estrella de Rivero si gobierna

Navarro, ayer, durante la conferencia en la Cámara, junto a García, Domínguez y Tavío. / DA
Navarro, ayer, durante la conferencia en la Cámara, junto a García, Domínguez y Tavío. / DA

VICENTE PÉREZ | Santa Cruz de Tenerife

La candidata del PP a presidir el Ejecutivo canario, Australia Navarro, se comprometió ayer a que, si gobierna, derogará “desde el minuto 1” las leyes intervencionistas en la economía que “desaniman al inversor”. Mencionó, en concreto, tres de las normas estrella del Gobierno de Paulino Rivero, la de Renovación y Modernización Turística, la de Armonización y Simplificación sobre Ordenación del Territorio y la de Inversiones Estratégicas.
Lo anunció durante una conferencia en la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, ante un público formado por empresarios y políticos, y acompañada en la mesa por el presidente de esta entidad, José Luis García, y los respectivos candidatos del PP al Cabildo y la Alcaldía de la capital tinefeña, Manuel Domínguez y Cristina Tavío.

Entre sus propuestas para la economía, Navarro también se comprometió a poner en marcha planes contra el paro específicos para jóvenes, mujeres (167.000 no tienen trabajo en Canarias) y mayores de 45 años (que son un tercio del total). Para estos dos últimos colectivos, así como para desempleados con más de un año en paro, en el caso de darse de alta como autónomos no pagarían cotizaciones a la Seguridad Social durante el primer año, ya que el Ejecutivo canario complementaría hasta llegar al 100% la bonificación que ya ofrece el Gobierno de Rajoy (80% el primer semestre y el 50% el segundo). De forma paralela, los empresarios que hagan contratos indefinidos a personas en esta situación estarían exentos de pagar las cotizaciones en los primeros mil euros de salario, y 750 euros para el resto de desempleados. Estas dos últimas medidas tendrían un coste de 11 millones al año.
Con estos incentivos, así como otras medidas como bajar el tipo general del IGIC del 7% al 5% y el reducido del 3% al 2%, eliminar el Impuesto de Sucesiones, aumentar la inversión pública e implantar un cheque de formación a los parados para que decidan en qué y dónde quieren formarse, la candidata espera crear en cuatro años 100.000 empleos.

En cuanto a los pactos postelectorales, se mostró “dispuesta a dialogar con todos, porque Canarias no se construye ni desde la exclusión ni de la amenaza, y sí desde el diálogo, y, a ser posible, desde el consenso”.