GRANADILLA >

La ocupación turística en El Médano rondó el 95% durante Semana Santa

La playa de El Médano, uno de los atractivos turísticos del municipio. / DA
La playa de El Médano, uno de los atractivos turísticos del municipio. / DA
JOSÉ L. CONDE | Granadilla

La costa granadillera, en concreto el núcleo de El Médano, está de moda, y es que durante esta Semana Santa ha sido el destino turístico escogido por miles de visitantes para disfrutar de sus vacaciones. Según explica la concejal de Turismo del Ayuntamiento, Nuria Delgado Hernández, la media de ocupación rondó el 95% en el litoral, además de otro alto porcentaje que está registrado en los alojamientos rurales en las medianías.

Delgado resalta que el balance que se realiza en cuanto a hoteles, hostales y apartamentos, “es muy positivo”, ya que la actividad económica durante estos días fue tan buena como en los meses de verano. También destaca que otra de la opciones escogidas por los turistas es el camping de Montaña Roja, sito en el entorno de la Reserva Natural Protegida, pues también registró un “lleno hasta la bandera”, además de los establecimientos hoteleros y rurales en las medianías del municipio. La edil señala que, aparte de contar con las mejores playas naturales de la Isla, otro “revulsivo” es una programación de actividades de promoción organizadas por las distintas áreas municipales, es el caso del programa cultural Oxigénate, con actuaciones musicales e iniciativas dirigidas para la población infantil, así como Las Noches de Playa Chica. Además de la oferta de turismo y playa, matiza Delgado, también figura la de carácter religioso con el correspondiente programa de Semana Santa en las parroquias del municipio y una diferenciada oferta gastronómica.

La costa de Granadilla se ha convertido en un destino diferenciado en el Sur, que ofrece otro tipo de propuestas distintas a las de los grandes centros turísticos de la comarca. “Poseemos todo aquello que busca un turista en sus vacaciones: un litoral único y una variada oferta de deportes acuáticos para practicar durante todo el año, a lo que hay que sumar las agendas culturales y gastronómicas”, afirma.