Entre nosotros>

Otro Primero de Mayo negro – Por Juan Henríquez

Razones para que la clase trabajadora salga a la calle las hay a miles, y cada día. Pero la celebración del 1º de Mayo tiene un componente singular que obliga a los sindicatos a convocar manifestaciones y la obligación de la clase trabajadora de acudir a la llamada sindical. Hablamos del 125 aniversario (1890/2015) desde que se celebrara por primera vez aquel 1º de Mayo.

Por supuesto que los sindicatos y sus dirigentes no atraviesan un buen momento, digámoslo con galantería: pasan por un momento de escasa credibilidad, por supuesto, por las políticas conservadoras que intentan aniquilarlos, pero también por comportamientos propios de dudosa gestión.

En Canarias, por supuesto, están todos metidos en el mismo chiquero. Y no diré más para no ensombrecer lo realmente importante: acudir masivamente a las manifestaciones convocadas para celebrar el 1º de Mayo.

Es un tópico, lo siento, pero en Canarias se multiplican las razones para salir a la calle el 1º de Mayo, que por cierto, es el próximo viernes. Más de 360.000 personas están en paro, y más del 50% no perciben ninguna ayuda; peor aún, si me lo permiten, el 60% de los afectados son jóvenes; pero tenemos que añadir que el hambre y la miseria retumban en los estómagos desnutridos de nuestros hombres y mujeres, destacando, que produce horror social, las carencias de una infancia a la que hemos abandonado a su suerte. Añadamos que para los trabajadores canarios/as, la crisis se ha impuesto con mayor virulencia, por ejemplo, en la pérdida de salarios; la reestructuración de las empresas, reduciendo las plantillas a la mínima expresión, ejemplo, las derivadas del turismo; la desorientación de los jóvenes en cuanto a su futuro profesional y laboral, es absoluta; y en otro orden de cosas, los derechos laborales y sociales han sido mutilados de raíz; y además, la educación, sanidad y dependencia, al borde del caos y muerte súbita.

Desde aquí los animo a gritar conmigo, con un par de cojones: ¡Viva el 1º de Mayo!