AJEDREZ >

La Palma espera a una pléyade de maestros para las lustrales

TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife

La organización del cada vez más cercano Torneo Internacional Bajada de la Virgen de La Palma aspira a que la quinta edición de este singular evento, que como es obvio, se celebra cada cinco años, reúna en la Isla Bonita a un buen número de titulados, así como a lo más destacado de las 64 casillas en las Islas. Así lo reconoció ayer a este periódico el alma mater del ajedrez palmero y hoy presidente de la Federación Canaria de Ajedrez, José Carlos Martín, que prefirió no dar más detalles a la espera que fructifiquen las negociaciones en curso.

Lo cierto es que se espera a cinco o seis grandes maestros internacionales (GM), entre los que destacaría el peruano Julio Granda, quien el año pasado quedó campeón americano y cuya historia, de cómo un niño campesino acabó maravillando a todos con su ajedrez, ejemplifica a la perfección los insondables arcanos que rodean al deporte-ciencia.

Sin duda también se espera que sean de la partida del Torneo Internacional Bajada de la Virgen el bosnio Bojan Kurajica y el vasco afincado en Tenerife desde hace décadas José Luis Fernández. También cabe esperar entre los GM al ruso nacionalizado español Oleg Korneev.

Dispuestos a darle réplica estarán los Maestros Internacionales (MI) tinerfeños Jorge Cabrera y Adalberto Villavicencio, o el recién titulado grancanario Alejandro Alvarado, así como el Maestros Fide (MF) tinerfeño Kevin Meneses.

Lo mejor de la Isla
Por supuesto, lo mejor del ajedrez palmero se dará cita en el mejor escaparate posible para ellos, y nadie duda que jugadores como Marcos Adrián Pérez, Alberto Hernández León, José Antonio Herrera, Juan Manuel Acosta o Nathaniel Capote participarán del evento.