ADEJE >

La pasión de Cristo en vivo y directo

Más de 300 actores profesionales y amateur participaron en la representación. / DA Más de 300 actores profesionales y amateur participaron en la representación. / DA Más de 300 actores profesionales y amateur participaron en la representación. / DA Más de 300 actores profesionales y amateur participaron en la representación. / DA Más de 300 actores profesionales y amateur participaron en la representación. / DA Más de 300 actores profesionales y amateur participaron en la representación. / DA Más de 300 actores profesionales y amateur participaron en la representación. / DA Más de 300 actores profesionales y amateur participaron en la representación. / DA Más de 300 actores profesionales y amateur participaron en la representación. / DA Más de 300 actores profesionales y amateur participaron en la representación. / DA
<
>
Más de 300 actores profesionales y amateur participaron en la representación. / DA

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

Alrededor de 10 mil personas, según datos facilitados por la organización, asistieron a la XX edición de la representación de La Pasión, que ha tenido lugar ayer, viernes 3 de abril, en la calle Grande de Adeje. Asimismo, en esta puesta en escena, han participado más de 300 actores entre profesionales y aficionados, la mayoría  vecinos de Adeje, quienes fueron los encargados de representar los últimos días de Jesús de Nazaret. Un espectáculo dirigido por Nayra Medina y Laura Marrero, concejal y directora artística del área de cultura del Ayuntamiento de Adeje.

La obra teatral comenzó sobre las 12 del mediodía con la entrada mesiánica en Jerusalén. El pueblo discurrió por toda la calle Grande en la que se incorporó un mercado de la época con alimentos reales y animales: cabras, caballos, halcón, serpiente o palomas. La escena transcurrió con la intervención del pueblo cantando “Hossana” y la entrada de Jesucristo representado por el actor aficionado local José Antonio López, que lleva ya 8 años representante de manera espectacular este papel.

Una vez culminada la obra teatral, se inició la procesión y posterior entierro de la imagen del Cristo Yacente hasta la iglesia de Santa Úrsula mártir. La talla es del siglo XX, concretamente de la década del 50 y fue adquirida por la Hermandad del Santísimo.